Buenasiembra - La Revista de Acuario

Noticia Dislocada -

jueves, 17 de marzo de 2011

Peligro, Posible Contaminación Radioactiva


¡Alerta, posible contaminación!

Escrito por Hugo Robin


Peligro, posible contaminación radioactiva

Con el pasado tsunami presentado en Japón el pasado día viernes 11 de marzo, diversas consecuencias geográficas, ecológicas y sanitarias se han desarrollado.
Con ello, la consecuencia de mayor preocupación por el momento es en torno a la contaminación radioactiva presentada a causa de las explosiones generadas en las plantas nucleares de Fukushima 1 y 2. 

El motivo de este artículo es para alertarte y prepararte para una posible contaminación radioactiva que “pueda” llegar a presentarse en México.

Hasta la mañana del día de hoy martes 15 de marzo, las autoridades en Japón han tratado de mantener al mundo en calma, asegurando que por el momento la situación radioactiva permanece y permanecerá en los territorios de la planta nuclear y que no hay porque generar especulaciones acerca de una posible contaminación radioactiva a nivel internacional.

Sin embargo, expertos y autoridades internacionales informan que el gobierno Japonés no ha sido franco y realista del todo, considerando que las consecuencias pueden llegar a incrementar en caso de no poder controlar futuras y posibles explosiones en diversos reactores.

Para el día 12 de marzo, el reactor nuclear #1, a consecuencia de una perdida en la compresión y mantenimiento de la temperatura, exploto, generando como consecuencia contaminación radioactiva. Debido a esta explosión, el reactor #3 se vio afectado, generando una pérdida de hidrogeno y como consecuencia el día lunes 14 de marzo el reactor exploto.

Ambas explosiones han generado como consecuencia una inestabilidad en el reactor #2, el cual por el momento autoridades se encuentran trabajando en el.


En cada momento, las autoridades han tratado de estabilizar los reactores bañándolos constantemente con agua de mar, tratando de reducir la temperatura, pero hasta el momento no lograron que los reactores 1 y 3 tuvieran dicho resultado.

Actualmente eso es precisamente lo que se encuentran realizando con el reactor #2. Y afortunadamente, los reactores #4 y 5 se encuentran fuera de funcionamiento. Sin embargo, aun estando fuera de servicio, estos reactores siguen conteniendo material nuclear radioactivo.

¿Qué tiene esto que ver con México?

En un inicio, las autoridades japoneses ocultaron que había pérdidas humanas a causa de la primera explosión, solamente heridos. Sin embargo, lo preocupante aquí en las consecuencias que la radiación puede llegar a generar.

Cuando exploto el primer reactor, las autoridades evacuaron la población en un radio de 3km. Durante la mañana del día 12 el radio de evacuación aumento a los 10km. Pero con la última explosión en la central de la planta, las autoridades han decidido aumentar el radio a 20km, con recomendaciones que las personas que viviendo dentro del radio kilometro 20 al 30 evacuen o se mantengan dentro de casa.

Por lo tanto, expertos en el área de eventos nucleares sugieren cautela en caso de que el peor de los escenarios se haga presente. 

Silos reactores restantes en la planta de Fukushima explotaran esto se tornaría en un derrame nuclear el cual ocasionara como consecuencia contaminación radioactiva a nivel internacional, afectando en cuestión de días a todo el oeste del pacifico, dentro de lo que involucra Canadá, Estados Unidos y México. Esto se puede ver en la siguiente imagen:


en caso de que todos los reactores de la planta nuclear de Fukushima

explotaran y la situación se torne en un derrame nuclear.

Como podemos observar, gran parte de Canadá, Estados Unidos y México se vería afectado en escasos 7 a 10 días después del derrame nuclear. Como consecuencia, toda la baja california y los estados de Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango, Nayarit y parte de Jalisco se verían afectados.

No sólo por la contaminación radioactiva a través del aire, sino también por todo el consumo posible que se lleve a cabo sobre alimentos tanto del campo como del mar, tomando en cuenta que los alimentos más contaminados resultarían ser los marinos a medida que el pacifico y sus corrientes marinas logren avanzar hacia el sur de la republica mezclándose con el mar de Cortez.

¿Qué medidas de prevención podemos tomar?

Cómo lo mencione desde un inicio, este artículo no pretende generar pánico, sino hacer ver la información como una situación de alerta, informar y tener en consideración posibles medidas preventivas a implementar en caso de que el peor de los escenarios llegue a suceder.

Repito, hasta el día de hoy martes 15 de marzo, a las primeras horas del día el gobierno Japonés reporto finalmente tener controlada la radiación y la probable explosión del reactor #2.

De lo que se trata es únicamente prevenir en caso de que las autoridades no logren controlar la situación y el peor de los casos se llegue a presentar.

Inmediatamente después de que se presentara la primera explosión, autoridades se encontraban repartiendo enormes cantidades de un suplemento llamado yoduro de potasio. Esto es debido a que el material a protegerse es yodo radioactivo.

El mecanismo de todo esto realmente es muy simple: Al darle al cuerpo una forma orgánica de yodo, tal como lo es el yoduro de potasio, el yodo radioactivo no puede ser absorbido y utilizado por la glándula tiroides, por lo tanto pasando y siendo eliminando del cuerpo sin estragos.

Sin embargo, para estas horas el yoduro de potasio como tal es muy difícil de ser encontrado en Estados Unidos, en escasas horas se vendieron prácticamente todos los suplementos.

Cientos de llamadas han sido recibidas por las farmacias y diversas tiendas naturistas en busca de este suplemento. Simplemente en México, este suplemento no se encuentra disponible en farmacias, sólo en algunas tiendas especializadas. Sin embargo, es necesario saber que hay diversas formas orgánicas de las cuales se puede lograr obtener yodo.

Fuentes de yodo orgánico

Primero que nada, el alimento más rico en yodo del todo el mundo es una alga marina llamada Kelp. El yodo contenido en esta alga se encuentra naturalmente en la forma de yoduro de potasio.

Además, es necesario mencionar que el yoduro de potasio cómo tal es difícil de ser administrado al cuerpo porque este ocasiona congestionamiento de la glándula tiroides, especialmente cuando se consume en grandes dosis, tal y cómo cuando se requiere en una situación de contaminación.

De hecho, esta fue la manera en la que la enfermedad de Hashimoto fue descubierta, debido a que algunos de los ciudadanos de Japón consumen una gran cantidad de vegetales marinos.

Sin embargo, cuando se consume yodo en la forma de kelp, este resulta ser muy fácil de absorberse debido a todos los ingredientes necesarios y sinergia propia de un alimento entero, integro como lo es el alga.

De la misma manera, el resto de los vegetales marinos como lo son el alga chórela, spirulina, nori y dulce entre otras resultan ser buenas fuentes de yodo orgánico, es sólo que con estas fuentes la cantidad a consumir es bastante a comparación de con el alga kelp.

¿Qué cantidad consumir?

Reconocido como la máxima autoridad en el tema del yodo, el Dr. David Brownstein ha comprobado y recomienda consumir entre 12 a 50 mg de yodo por día.

Tomando en cuenta que la dosis recomendada por instituciones como la FDA resulta ser de 150mcg al día, definitivamente lo que recomienda el Dr. Brownstein parece una locura, sin embargo, estas dosis están comprobadas como las de mayor efectividad para el cuerpo.

Claro, ante todo ninguna persona se encuentra en la misma situación de salud y la dosis de cada quien variara según dichas circunstancias, pero creo que ante una situación de contaminación radioactiva, realmente el mínimo de 12mg de yodo puede resultar ser algo óptimo.

Nuevamente, es necesario tomar en cuente que la persona no cuente con una deficiencia crónica de yodo, porque en esta ocasión la ingesta deberá ser mayor.

De la misma manera que si una persona cuenta con problemas de hipertiroidismo, en donde se sabe existe crecimiento de la glándula y por consecuencia el consumo de yodo se prohíbe.

Sin embargo, ante situaciones como esta la FDA está consciente que la dosis debe de aumentar, después de todo es preferible evitar a toda costa los efectos tóxicos de un yodo radioactivo que el de uno orgánico.

Por lo tanto, la FDA recomienda entre 16 a 130mg en la forma de yoduro de potasio al día cuando se presente una situación de contaminación radioactiva mayor a los 5 cGy (centigray), variando por su puesto las dosis con la edad y etapas de la vida.

Si se desea obtener la dosis de potasio adecuada a través del consumo de algún suplemento de Kelp, entonces probablemente de 1 a 3 gramos de potasio al día trabajen efectivamente en lograr el objetivo.

Otras medidas de prevención

Es importante mencionar que el consumo de yodo, a través de cualquier forma, no protege al cuerpo por completo de cualquier forma de radioactividad, sólo previene que se acumule en la glándula tiroides.

Es por ello que es necesario tomar algunas otras medidas preventivas necesarias para optimizar la situación lo mejor posible.

  • 1.    Primero que nada, probablemente el siguiente suplemento de mayor importancia que se debe de consumir sea la vitamina C por su capacidad que tiene para neutralizar toxinas y componentes radioactivos. Pero no cualquier vitamina C es recomendada.

    Para ello te invito a que leas mi artículo titulado “La verdadera vitamina C”. Es recomendable el consumo de entre 3000 a 5000mg de vitamina C al día bajo estas circunstancias, pero procura realizarlo en diversas dosis durante el día para evitar provocar diarrea.
  • 2.    El consumo de alga chórela y las hojas de trigo (wheatgrass) resultan ser probablemente los mejores alimentos para neutralizar y eliminar material radioactivo del cuerpo.

    Por ello su consumo es recomendable. Estos alimentos pueden ser adquiridos en polvo, tabletas o capsulas, aunque en México no son del todo conocidos y/o distribuidos.
  • 3.    Mantenerse dentro de casa y/o con el menor tiempo posible fuera de instalaciones que nos protejan ante cualquier tipo de lluvia ácida y exposición a inhalar y absorber vía cutánea componentes radioactivos. Específicamente, en caso de una lluvia ácida, definitivamente, tratar de evitar el contacto de una sola gota de agua.
  • 4.    Mantener una despensa con alimentos no perecederos o fermentados para un mínimo de 1 mes de consumo. Esto favorece tanto en evitar salir de forma constante a la calle, cómo el de evitar llegar a la situación en donde ningún mercado cuente con alimento disponible, tal y como está sucediendo en Japón.
  • 5.    Evitar consumir alimento expuesto a la contaminación, especialmente alimento marino, frutas, verduras o cualquiera que se encuentre expuesto en la superficie durante mínimo 1 mes después de la exposición.
  • 6.    Finalmente, evitar lavar ropa y/o tenderla al aire libre. Es necesario evitar lo mayor posible cualquier tipo de exposición a los materiales radioactivos.

Aquí en Despertando Salud seguiremos al pendiente ante cualquier situación peligrosa de cambio y trataremos de mantenerte informado lo mejor posible. De la misma manera, por si sí o por si no, haremos todo lo posible para tener en disponibilidad la venta de suplemento recomendados para todas aquellas personas que no logren encontrarlos o que deseen adquirirlos a través de nuestra tienda.

Por favor, envía esta información a todos tus contactos.
LLuvia-Precaucion

Luego de la explosión nuclear a las 16:30 del domingo en Fukushima Japón, todos debemos tener precaución.

Si llueve hoy o en los próximos días, NO IR BAJO LA LLUVIA. Se debe utilizar un paraguas o impermeable, incluso si es sólo una llovizna.

Esto porque especialistas de centrales nucleares han señalado que las partículas radiactivas pueden llegar a la atmósfera, estar en la capa de ozono extendiéndose en todo el mundo por la lluvia; lo que puede causar quemaduras, alopecia e incluso cáncer.

Por favor, transmitir esta información. No lo elimines, léelo es real pueden informarse en el noticiero CNN


Fuentes de información: