MI BLOG de BS RSS Feed

BUENASIEMBRA

lunes, 2 de mayo de 2011

Alimentarse para una Buena Vida Sexual...

Los seres humanos siempre han ligado sexo y comida.

Desde los albores del tiempo, se ha experimentado con suplementos dietéticos para amplificar el deseo sexual.

Algunos alimentos, como el vino y las ostras, tienen un historial bastante dilatado, aunque su éxito probablemente puede atribuirse al alcohol y a la forma sugerente.

Otros, como el polvo de cuerno de rinoceronte o la lechuga, son simplemente extraños. Si bien la existencia de ciertos afrodisíacos naturales es tema de debate, es un hecho que el consumo de ciertos alimentos pueden mejorar, y mejoran la vida sexual.

Es cierto que la mayor parte de estos alimentos son útiles por su valor nutricional y es obvio que alguien que se alimenta con variedad de frutas, verduras y fibra va a ser más capaz en la cama. Y es que hay una serie de nutrientes que el organismo utiliza específicamente para el sexo y que ayudan a mantenernos listos para la acción íntima.

Chocolate negro

A la hora de repasar los afrodisíacos clásicos, el chocolate es el más cercano a la fama que ostenta.

El chocolate conlleva sustancias que simulan estar enamorado: la feniletilamina y la serotonina, leves estimulantes sexuales que también mejoran el estado de ánimo.

Además, el chocolate negro es rico en antioxidantes y en cafeína, dos ingredientes que pueden aumentar el flujo sanguíneo y poner en marcha la líbido.

Por otra parte, hay un aspecto sensual único de comer chocolate. Un estudio de la BBC evidenció que los participantes que permitían que el chocolate se derritiera en la lengua tenían pulsaciones más altas, así como una actividad cerebral similar a la experimentada durante el beso apasionado.

Esta evidencia no significa que todo el chocolate va a funcionar. Con el fin de obtener el impulso correcto, hay que elegir el chocolate puro, oscuro y no en excesiva cantidad. El chocolate con leche o el blanco pueden satisfacer antojos, pero la grasa y azúcar pueden tener el efecto contrario.

Gelatina

Para ser realistas, el sexo puede suponer un gran esfuerzo y una extenuante actividad física puede suponer una pesada carga para las articulaciones y los cartílagos.

Por ello, la flexibilidad, un tejido conectivo fuerte y la resistencia son factores importantes para mantener una vida sexual robusta. Un alimento que puede tener un efecto positivo precisamente sobre las articulaciones es la gelatina.

Un estudio realizado en 1998 en la Ball State University concluía que la gelatina reduce el dolor articular en los atletas.

Cuando se busca energía extra antes de una gran noche, los estudios indican que comer gelatina puede ayudar a sanar el tejido conjuntivo, a mantener elásticos los ligamentos y reparar daños menores de la articulación.

Si bien la gelatina por sí sola no tiene mayor valor nutricional, hay algo tentadoramente seductor en su meneo.

Vino Tinto

El vino tinto es ganador en cualquier lista de alimentos que mejoran la vida sexual.

Lubrica la conversación, calma los nervios, combina bien con una buena comida e incluso proporciona la oportunidad de impresionar si la pareja tiene poco conocimiento enológico.

Sin embargo, una de las razones por las que el vino tinto ha sido utilizado como afrodisíaco durante miles de años es por la experiencia sensual que supone degustarlo.

El rico olor de la uva, la coloración escarlata profunda y la explosión de sabor que golpea el paladar hacen que nada hable de seducción tan bien como el vino tinto.

Desde una perspectiva nutricional, el vino tinto tiene una variedad de beneficios que hacen que se destaque en el ámbito de las bebidas alcohólicas.

Es una alternativa más ligera y atractiva que una pinta de cerveza, y debido a su contacto con la piel de la uva, tiene un contenido antioxidante más alto que el vino blanco.

El consumo moderado de alcohol puede incluso reducir el riesgo de coágulos sanguíneos. El vino tinto también contiene resveratrol, una sustancia química que puede rebajar el riesgo de enfermedades coronarias y prevenir el perjuicio del colesterol sobre los vasos sanguíneos.

Ostras

Cuando se habla de alimentos que impulsan la líbido, es difícil no hablar de las ostras, el afrodisíaco buque insignia.

Si bien una parte de la reputación de las ostras se puede atribuir al efecto placebo, este molusco es una de las mejores fuentes de minerales necesarios para mantenerse en plena forma en la cama.

Las ostras son poderosos suplementos minerales: 30 gramos de ostras crudas del Atlántico contienen el 10% del hierro recomendado diariamente y el 91% de la vitamina B12 que el organismo necesita (fuente: NutritionData).

Además, contienen un 170% de la cantidad diaria recomendada de zinc y es uno de los alimentos naturales con mayor contenido de este elemento. Las ostras son también una buena fuente de magnesio, fósforo, vitamina D, manganeso, selenio y ácidos grasos omega-3.

Si bien las mujeres se benefician de la buena dosis de vitaminas y minerales, el zinc en las ostras merece una mención especial para los hombres.

Aparte de ser bueno para los dolores de garganta, el zinc se ha relacionado con la regulación de los niveles de testosterona en los hombres y es un nutriente clave en la salud sexual.

Es el más importante mineral traza para el funcionamiento sexual masculino y vital también para la producción de esperma. Cada vez que un hombre eyacula, pierde unos 5 miligramos de zinc, por lo que las deficiencias de zinc son comunes en los hombres.

Avena


La avena, en copos o harina, es muy habitual en el desayuno anglosajón y, aunque el plato pueda carecer de atractivo sexual, sin embargo tiene un poderoso efecto sobre la vida amorosa.

Tal es así, que la anodina taza de la mañana se convierte en un desencadenante de la pasión nocturna. O, al menos, la avena puede ayudar a mantenernos en forma.

También contiene beta-glucano, un tipo especial de fibra que se ha demostrado reduce los niveles de colesterol hasta en un 23 por ciento.

Esto puede no parecer mucho, pero cada reducción del 1 por ciento en el colesterol significa una disminución del 2 por ciento en el riesgo de enfermedades coronarias.

Estas son buenas noticias, sobre todo porque de la salud del corazón depende la salud sexual. El beta-glucano también puede aumentar la respuesta del sistema inmunológico a las infecciones y estabilizar los niveles de azúcar en sangre.

La avena es a su vez rica en manganeso y selenio, esenciales para la producción y regulación de las hormonas. Y si bien el selenio no hace super-amantes, también es cierto que su deficiencia reducirá la capacidad amatoria.

Agua


Puede resultar obvio que se necesita beber agua en cantidad suficiente, para evitar la deshidratación y más.

El santo grial del sexo ha sido la búsqueda de un alimento o bebida que proporcione al semen y a las secreciones vaginales un sabor más agradable.

Y hay un montón de aspirantes, como el jugo de piña, la canela o el perejil.

Puede que ayuden, pero lo que segregamos procede de lo que ingerimos, de ahí que ciertos alimentos como espárragos, café, carne roja o ajo proporcione a las excreciones corporales un gusto y aroma peores.

Por ello, la hidratación es la solución infalible.
Si bien no se pueden eliminar por completo los efectos de las albóndigas con cebolla que hemos comido a mediodía, el agua puede diluir los efectos de las sustancias químicas que han entrado en el organismo.

Beber al menos 2 litros de agua al día debe ser suficiente. Se tarda aproximadamente 24 horas para eliminar lo que se ha comido, así que no hay que olvidar el agua.

Plátanos

El plátano no es sólo un tentempié sumamente útil para hacer un alto en el camino, también está lleno de las vitaminas y los minerales que nos mantienen en marcha. Independientemente de cómo vayamos a gastar la energía que nos proporciona, es una de las mejores fuentes de potasio que deberíamos consumir a menudo.

Además, los plátanos también son ricos en ácido fólico, que puede mejorar el flujo sanguíneo durante la excitación y ayudar en la producción de nuevas células.

Una dieta elevada de folacina estimula una curación más rápida, así como el aumento de la posibilidad de concepción durante el sexo.

A su vez, fomenta la salud prenatal durante el rápido crecimiento celular del feto en el útero. Es más, los plátanos son ricos en fructooligosacárido, una sustancia que ayuda a metabolizar el calcio, que promueve la densidad ósea, reduciendo así el riesgo de lesiones durante el ejercicio, también sexual.

Arándanos

Se dice que el cerebro es el mayor órgano sexual y los arándanos podrían ser la elección perfecta para mantener dicho órgano en plena forma.

Los estudios han relacionado el consumo de arándanos con el aumento de la memoria y una concentración mayor. Un alimento vital, por tanto, para rememorar con la pareja de años capítulos del pasado o no olvidar el nombre del ligue recién conocido.

Pero los beneficios no terminan ahí. Los arándanos están tan llenos de nutrientes, que es casi resulta más fácil enumerar las maneras en que no ayudan al organismo.

Los antioxidantes en los arándanos pueden, entre otras cosas, construir un sistema inmunológico más fuerte, aumentar los niveles de oxígeno del cuerpo y mejorar la circulación en los momentos importantes.

Los arándanos podrían incluso ser capaces de ayudar a desarrollar ese estómago tonificado y sexy tan deseado.

Un estudio de la Universidad de Michigan demostró que las ratas alimentadas con una dieta complementada con arándanos liofilizados redujeron la grasa abdominal y mejoraron el metabolismo, a diferencia de las ratas que no consumieron el suplemento.

Pimientos picantes

Latidos acelerados, dedos que se curvan, lengua ardiendo...Los chiles picantes son otro alimento que puede poner nuestro motor en marcha.

La capsaicina, la sustancia química que proporciona esa sensación de ardor al comer alimentos picantes, es un agente termogénico, lo que significa que aumenta la actividad metabólica. Esto da más energía y resistencia y acelera la capacidad de quemar calorías.

La capsaicina es también liposoluble, lo que significa que se absorbe rápidamente por la piel o la boca, creando una sensación de hormigueo en pequeñas dosis y aumentando la sensibilidad dérmica.

Un beso después de comer un chile jalapeño ofrece nuevas sensaciones, incluso a la pareja ya que la capsaicina también se transfiere. Sólo hay que controlar los límites de consumo para no entrar en el umbral del dolor.

Aromas de ciertos alimentos


Hay una conexión entre los alimentos, su aroma y el sexo.

Nuestro sentido del olfato está ligado tan profundamente a nuestra percepción de los alimentos que casi podemos saborear sin haber probado nada, sólo con oler. A su vez, el olor está entrelazado con la forma en que percibimos el sexo y muchas personas que pierden su sentido del olfato también experimentan disfunción sexual.

Los auténticos afrodisíacos puede que ni provengan de lo que comemos, sino del olor de los alimentos, según estudios que prueban que hay excitación con sólo olerlos.

Una reciente investigación mostró que el flujo de sangre al pene aumentó hasta 40 por ciento cuando los hombres fueron expuestos al olor de lavanda y pastel de calabaza.

En las mujeres, el flujo de sangre a la vagina aumentó un 13 por ciento cuando olían a dulces de regaliz, pepino y talco infantil.

Los científicos no están seguros de por qué ciertos olores tienen un efecto tan profundo. Curiosamente, el mismo estudio no encontró ningún cambio significativo en el flujo sanguíneo cuando los participantes fueron expuestos a perfume y colonia.

¿Hay algo mágico en el pastel de calabaza y en el regaliz?

Cada uno tiene su propia respuesta. Que lo Disfruten!

MAS Info: http://buenasiembra.com.ar/salud/fitoterapia/maca-raiz-lepidium-peruvianum-chacon-712.html

http://buenasiembra.com.ar/salud/sexologia/damiana-un-afrodisiaco-natural-286.html

http://www.ecogaia.com/

No hay comentarios: