MI BLOG de BS RSS Feed

BUENASIEMBRA

viernes, 6 de mayo de 2011

Una lección de consumo responsable ...


Niños “ecoeducados”

Alicia R. Rico

Educar para crear conciencia, enseñar a pensar, saber consumir, ser solidarios, respetar tu propio ecosistema, … puede parecer muy complicado en esta sociedad hiperconsumista o ser lo más natural y sencillo.

Por Alicia R. Rico

¿Qué planeta heredarán?


La sociedad de mañana, cada vez más competitiva, parece que demanda “superniños”. No bastan buenos expedientes académicos, además son necesarias las clases extra de inglés, francés, alemán y chino; cuantos más idiomas, mejor. Por supuesto, no podemos dejar de lado el deporte; varios días de entrenamiento de fútbol, baloncesto, tenis o natación.

La música también es importante en su formación; hay que encontrar hueco para las clases de guitarra, piano, batería… Cuantas más disciplinas domine el niño, más éxitos tendrá en el futuro.

¿Pero qué planeta van a heredar estos niños para construir ese futuro? Transmitirles el respeto por el medio ambiente y hacerles unos consumidores responsables no puede ser una asignatura pendiente para esta generación. Tan imprescindible es un buen currículo académico, como que crezcan con estos valores como parte de su forma de vida.

Enseñar comprando


El consumo responsable es la herramienta más valiosa que poseen los ciudadanos para conseguir el cambio a una sociedad más sostenible, más justa, más indulgente con el medio en el que vive.


Cada acto de compra puede convertirse en una enseñanza para los niños, desde explicarles por qué hay que volver a utilizar el carrito de la compra, que ya sólo utilizaban las abuelas, o por qué debemos adquirir productos que presenten el menor embalaje posible. Ir cambiando el patrón de compra hacia artículos que no agredan al medio ambiente es una lluvia fina que irá calando en las nuevas generaciones.

Del mismo modo, el consumo responsable se puede inculcar sin salir de casa. Los niños que ven cotidianamente cómo se separan las basuras, cómo se recicla el papel, el vidrio, el aceite;… que observan cómo se ponen los electrodomésticos por la noche, oyen hablar de regular el termostato de la calefacción o del aire acondicionado, de apagar todos los interruptores, etc., esos niños están recibiendo una “ecoeducación” fundamental para su futuro.

Día del Comercio Justo, 14 de mayo


Fuera de casa empiezan otro tipo de enseñanzas. Muchas son las tiendas, sobretodo on line, de consumo responsable o comercio justo que empiezan a formar parte de nuestro mundo cotidiano.

Precisamente, el 14 de mayo es el Día Internacional del Comercio Justo, y la asociación Fairtrade España, que proporciona el sello de garantía para este tipo de artículos, anima a divulgar su labor organizando desayunos durante este mes.

Cualquiera puede organizar un desayuno en la oficina, con amigos, en familia…; solo hay que adquirir los kits, que se pueden encontrar, entre otros sitios, en la tienda on line de Alternativa 3. Ese desayuno puede convertirse en la primera piedra para otra forma de compra.


Intermón Oxfam
es una de las organizaciones que más productos mueve en alimentación, artesanía o cosmética natural. Apoyan a 113 grupos productores de África, América Latina y Asia, ofreciéndoles las herramientas y la asistencia técnica necesarias para que se incorporen al mercado internacional.

Una lección de educación


El acto de adquirir cualquier artículo de estas empresas tiene que convertirse en una lección de educación para los hijos, explicándoles que es una manera de ayudar a las poblaciones empobrecidas a salir de su dependencia y explotación, ya que el sistema de comercio capitalista suele incrementar las diferencias entre los países ricos y los pobres.

Por el contrario, el comercio justo paga un salario digno, no explota a los niños, no discrimina entre hombres y mujeres, respeta el medio ambiente y los derechos de los trabajadores.

Desde que en 1993 Intermón Oxfam abriera su primera tienda, ya son 46 los establecimientos que tienen por toda España. La India es el mayor proveedor para sus tiendas y con la firma Creative Handicrafts de artículos de vestir y complementos, muchas mujeres solidarias pueden vestir con prendas hechas por trabajadoras de Mumbai a partir de diseños más occidentales.

Tiendas con espíritu ecológico


La preocupación por enseñar a los niños el respeto por el medio ambiente es lo que llevó a cuatro madres emprendedoras a fundar un nuevo concepto de tienda con espíritu ecológico. Se trata de Baby Deli, cuya filosofía es inculcar a los niños el respeto por su planeta. Además, su objetivo primordial es concienciar a los padres de que es posible una alimentación natural y ecológica. Iniciar a los niños en este proyecto educativo para dejarles encaminados hacia un estilo de vida mejor y más sostenible.

Ya son cuatro las tiendas abiertas, dos de ellas en Madrid, bajo un denominador común, el respeto al medio ambiente. Todas agrupan en un mismo espacio tres actividades distintas: hacer la compra, tomar algo y que los niños disfruten mientras aprenden. Por supuesto, también se pueden hacer pedidos on line.

Pañales casi inmortales


Una de las apuestas de Baby Deli ha sido la comercialización de pañales ecológicos. Teniendo en cuenta que un bebé utiliza alrededor de 2.000 pañales en su vida y que cada uno de ellos tarda entre 200 y 500 años en descomponerse, es importante plantearse la utilización una mejor alternativa.

Un ejemplo son las braguitas reutilizables fabricadas con material orgánico, o los pañales biodegradables, que además están hechos con celulosa blanqueada sin cloro y con materias primas renovables y procedentes de la naturaleza.
Muchos son los productos que están disponibles, cada vez en más sitios, para hacer de este planeta un lugar mejor. De la “ecoeducación” que reciban los niños de hoy dependerá que mañana se consiga una mayor cuota de mercado para el comercio justo y los alimentos de producción ecológica.

Porque es obvio, que se pueden atender las exigencias de consumo que tenemos en la actualidad buscando fórmulas de producción y comercialización mucho más sostenibles y equitativas sin perjudicar las necesidades futuras. Eso es un consumo responsable, un consumo sostenible.

No hay comentarios: