Buenasiembra - La Revista de Acuario

Noticia Dislocada -

domingo, 2 de octubre de 2011

La verdadera naturaleza de la curación....




La verdadera naturaleza de la curación es la de generar suficiente energía, con el fin de disfrutar plenamente de vivir la vida.

La curación es mucho más que hacer una técnica, es un estado del ser, estar en paz con nosotros mismos, nuestros cuerpos, nuestras relaciones y nuestras vidas.


Vamos a explorar como crear más energía curativa para mejorar la salud y la calidad de vida.

La curación es un simple retorno a la totalidad por lograr el equilibrio de la vida. Para empezar, es necesario estudiarla naturaleza de la salud y dejar de lado algunos conceptos anticuados.

Durante la infancia, se les enseño que la sanidad es solo un medio para fijar y curar. Hemos aprendido que curar es una reacción a una enfermedad, algo en lo que nos concentramos solo cuando estamos enfermos.

La mayoría de los métodos tradicionales de curación en nuestra cultura están diseñados para luchar y conquistar la enfermedad. Sin embargo, el fallo fundamental de estos enfoques es que se centran en curar o en hacer algo una vez que ya estamos enfermos.

Respeta los cuatro niveles de tu ser, lo físico, lo emocional, lo mental y lo espiritual.

Cuando consigues el respeto a estos cuatro niveles. Estos cuatro niveles del ser son fundamentales para la plenitud que conduce a una salud optima, la curación autentica empieza por la consecución del equilibrio en los cuatro niveles.

El primer nivel de energía curativa tiene su origen dentro de su cuerpo físico.

Es el aspecto más visible de nuestro ser. Es fácil de identificar y observar los síntomas de la enfermedad física. Sin embargo, la falta de enfermedad no define un estado de salud y bienestar.

Desafortunadamente, muchas personas utilizan su cuerpo como el único barómetro para determinar si están sanos o enfermos.

Si no hay síntomas o dolor en mi cuerpo, entonces tengo que estar sano, ¿no? Eso es como decir “bueno”, si no estamos en guerra… ¡entonces debemos estar en paz! ¿No? ¡Falso!

Pronto veremos que el cuerpo físico es solo el primero de los cuatro organismos que deben utilizarse para evaluar el estado real de salud y bienestar. La curación comienza con la toma de decisiones para cuidar su cuerpo.

Hágase estas preguntas para evaluar la relación con tu cuerpo.

¿Aprecias tu cuerpo físico? ¿Te resulta fácil de aceptar o te criticas constantemente? ¿Te avergüenzas de tu cuerpo? ¿Piensas que no consigues llegar hasta las normas establecidas de perfección que son imposibles de alcanzar?
 
Si es así, pregúntate ¿por qué? y escribe las respuestas en un diario. Escribe a bajo la reflexión más profunda.

Estas cuatro preguntas te ayudara a determinar la relación actual con tu cuerpo físico y puede ser un catalizador para poner en marcha el proceso de curación. Sea honesto con sus respuestas y asegúrese de escribirlas.

Puedes descubrir que tienes una relación muy disfuncional con tu cuerpo. Si es así, perdónate a ti mismo y empieza a aceptar, valorar, respetar su cuerpo, tal como es.

La aceptación, el aprecio y el respeto cambiaran rápidamente la relación disfuncional con tu cuerpo.

También puedes ayudarte  desarrollando hábitos positivos para cuidar tu cuerpo y cuidar tu salud.

Algunas sugerencias de la práctica para apreciar y respetar tu cuerpo.

Haga ejercicio a diario para llevar el estímulo a sus organismos internos.

Comer alimentos nutritivos con energía, como frutas y hortalizas.

Respirar aire lleno de oxígeno para renovar continuamente tu energía.

Exponer el cuerpo a la luz del sol en pequeñas dosis de forma regular.

Duerme bien y permítete suficiente tiempo para descansar y revitalizarte.

Descubre nuevas formas de experimentar placer y comodidad.

Acepta las limitaciones físicas y ama a tu cuerpo tal como es.

El segundo nivel de energía curativa viene de tu cuerpo emocional.

Este nivel de curación está dentro de tu naturaleza emocional. Muchas personas experimentan una relación disfuncional con su cuerpo emocional.

Esto se debe a una falta de comprensión sobre la naturaleza de las emociones. Nunca se nos enseñó a mantener nuestras emociones saludables.

En cambio, se nos animó a devaluar y reprimirlas, produciendo negatividad emocional. Esta relación no saludable conduce a la tensión emocional y pueda ser la fuente de muchos problemas de salud física.

La ciencia está ahora descubriendo cómo las emociones tienen un efecto directo e inmediato sobre el cuerpo físico. Es casi instantáneo y es la base de la conexión cuerpo y mente.

Por ejemplo, el miedo dispara la adrenalina y hace que la respuesta de lucha o de huida ocurran en milisegundos después de que la emoción se allá disparado.

Este es solo un ejemplo de como el estrés emocional mental influye en su salud física, modificando la química y el sistema inmune y la presión arterial.

¿Qué es lo que constituye una emoción positiva frente una negativa? Mucha gente se bloquea cuando se trata de lidiar con su cuerpo emocional. La razón más común es que dividimos nuestras emociones en categorías, sentimientos “buenos” y “malos”

El bueno es el que hemos considerado digno de sentir. Por otro lado el malo son las emociones que no aceptamos, y que tendemos a ignorar, negar o reprimir.

Es nuestra opinión de nuestras emociones naturales las que crean la disfunción en el nivel de nuestro ser.

Al juzgar las emociones como “buenas” y “malas” creamos una negatividad emocional.

Tradicionalmente se nos enseñó que cuando nos sentimos buenos en algo, se amplían las emociones, entonces estamos siendo positivos. Sin embargo, si sentimos que algo no se nos da bien, se nos ha dicho que estamos siendo negativos.

Esta división de bueno y malo  con respeto a sus emociones produce negatividad que conduce a una disfunción.

Uno de los métodos para empezar a crear la curación que vamos a utiliza, va a ser empezar a cambiar la forma de definir sus emociones.

Comience por dejar ir las emociones buenas y malas. En su lugar piense en que son emociones que se expanden y se contraen.

Por ejemplo, piense en la respiración y pregúntate ¿es buena la inhalación y mala la exhalación? No tan solo lo que debe de hacer es respirar correctamente, y lo mismo sucede con sus emociones.

Trabajan juntas se expanden y se contraen para guiarle y protegerle a través de su vida. Al dejar de lado los juicios acondicionando de tu infancia darás un paso importante hacia la salud emocional y el bienestar.

La honestidad es el estado emocional más positivo del ser. Ser emocionalmente consiente de sus sentimientos sin importar si están expandidos o contraídos, estas siendo honesto acerca de cómo te sientes.

Simplemente el ser honesto es la relación más positiva que puedes tener con sus pensamientos y sentimientos, por lo que conseguimos olvidar los juicios de bueno y malo, y ser honestos.

El amor propio es no tener que pedir disculpas por cómo te sientes honestamente, es un estado de honrar a sus pensamiento y sentimientos.
Esta honestidad es una forma de desarrollar su auto respeto.

Todas las emociones son acerca de su vida y tienen un efecto de retroalimentación. Cada emoción es un mecanismo de retroalimentación natural para obtener una mayor comprensión de cómo se está construyendo su vida.

Tienen el propósito de proporcionar orientación sobre su viaje por la vida.

La mejor manera de respetarte a ti mismo es ser honesto con cómo se siente emocionalmente. Solo entonces puede cambiar. Negar las emociones que tenga en su vida puede hacerte daño.

Cuando se piensa en un área de tu vida que no está funcionando de la manera deseada, de esa misma forma se sienten las emociones engarrotadas, las áreas que están funcionando bien se sienten más expandidas.

Si sientes rabia, a continuación, se enoja. No trate de convencerse de que no lo estás. Siéntelo, exprésalo y veras con después vuelve a ser libre  a sentirse feliz de nuevo. La honestidad emocional es la forma más poderosa y positiva de liberar sus emociones.

Sin embargo si usted niega su ira, puede atraer a todo tipo de experiencias negativas, todo en nombre de tratar de “ser positivo”. Nunca más trabaje de negar lo que está sintiendo sinceramente.

La honestidad es la mejor política y os hará libres, especialmente a nivel emocional.

El tercer nivel de energía y uno de los más importantes es el mental.  Yo pienso que es el primero que hay que empezar a trabajar porque en realidad va a ser el que nos creara bloqueos en los otros tres  niveles.

La mente le cuesta muchísimo enfrentarse a todo lo que es nuevo y desconocido para ella.

Mucha personas que empiezan una terapia o alguna técnica de meditación cuando empiezan a sentirse bien es cuando se la dejan y vuelven a recaer.

Yo pienso que es porque la mente se a echo adicta a sentirse mal, y es muy difícil cambiar todo eso de un día para otro.

La mejor manera de conseguir cambiar esto es tomando conciencia de cada vez que tu mente intenta engañarte, porque una y otra vez la mente te engañara para sentirse segura y confortable.

Si consigues darte cuenta de esto poco a poco conseguirás caviar tu forma de relacionarte con tu entorno.

El cuarto nivel de energía y el más fácil de alcanzar es el espiritual, si consigues que tu nivel emocional, y tu nivel mental funcionen óptimamente, el espiritual lo alcanzas sin ningún esfuerzo, a partir de ese momento consigues ver todo tu mundo que te rodea con otros ojos, a partir de ese momento te das cuentas que tu cuerpo a dejado de sufrir y formas uno con el universo, vibras con el universo, y el dolor y el sufrimiento ya no consiguen entrar a dañar a tu ser interno.

Con este artículo espero haberte hecho consciente de todo esto y consigas así, mejorar tu calidad de vida.fuente

MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/salud/meditacion/el-arte-de-la-verdadera-curacion-1081.html