MI BLOG de BS RSS Feed

BUENASIEMBRA

lunes, 21 de noviembre de 2011

Producir mis propios Vegetales sanos...


¿Mi Jardín es mi Huerto?:
Yo puedo producir mis propios Vegetales sanos





Actualmente se que muchos de ustedes se abastece de vegetales en las ferias libres o supermercados, y cuando van eligiendo sus productos y metiéndolos en una bolsa, se hacen las siguientes preguntas:

-¿Será sano?
-¿Estará verde o madura?
-¿Por Qué tendrá ese color?
-¿Qué serán esas manchas?
-¿No estará con pesticidas aun?
-¿Estará limpio?
-¿Que sea caro implicará que sea de buena calidad?


Estas preguntas usted se las formula por la preocupación, es algo natural, ocurre generalmente cuando no hemos visto de donde procede lo que comemos, quien y como lo ha manipulado y que cosas se le han puesto para que se vea mejor.

Es por eso que en todo el mundo es cada ves más común el ver a las personas cultivar sus propios vegetales en casa, ya que obtenemos seguridad de lo que comemos y les damos a nuestras familias, además de significar un hermoso hobbie, que ayuda al medioambiente (Ya que usted no usará químicos industriales para sus cultivos), y que tanto niños como adultos pueden practicar aducándose en el proceso y creciendo como personas (De hecho en muchos lugares del mundo como España o Nueva Zelanda se usa esta técnica para tratar a gente con problemas con el alcohol y otros, por su tremendo poder para desestresar y mejorar la calidad de vida en el proceso.


Mi Huerto casero: ¿Qué es lo que gano haciéndolo?




El cultivo de las hortalizas en el hogar se ha extendido de tal forma que ya es extraño tener una parcela de tierra en las casas que esté sin labrar.

Grandes beneficios se derivan de este uso, pues los productos que obtenemos son de extraordinaria calidad y nuestros jardines están mucho más aprovechados. Además, gracias al cuidado del huerto, son muchas las personas que han encontrado una magnífica afición para aprovechar el tiempo de ocio.

La creación de huertos particulares se propaga con rapidez. No es para menos, ya que las ventajas que reporta son muy amplias. No cabe duda de que las verduras son una gran fuente de sales minerales, fibras y vitaminas, totalmente imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Por tanto, ¿qué mejor que tenerlas en nuestra propia casa?

Otra ventaja es la mínima merma de propiedades de las hortalizas recién cortadas, a diferencia de las que se comercializan, que llevan cosechadas mucho más tiempo y se han desprendido ya de buena parte de sus nutrientes, nosotros cosecharemos y serviremos el mismo día, llenando de frescura nuestra mesa.

A esto se suma el sabor, que evidentemente no es comparable entre unas y otras. El ahorro económico es otro aliciente, además de lasana y saludable tarea que resulta cuidar el huerto, apta y recomendable para cualquier componente de la familia.

También tenemos que destacar también la disponibilidad inmediata. Cuando llegamos a la feria o al supermercado es frecuente escuchar "se nos ha acabado", o "eso no nos lo traen", que, en este caso, es un problema olvidado. 

Mi Huerto casero: La Superficie



La longitud del terreno varía en función del espacio disponible. Para hacernos una idea, contando con un espacio de 20 a 25 metros cuadrados tendremos suficiente y así gozar del placer de llevar frutos recién cultivados a nuestra mesa todo el año.

Se recomienda que el suelo sea arenoso o arcilloso y tenga
 un buen drenaje. (Si por motivos que usted no puede controlar el agua se le aposa sin solución inmediata, cultive en cajones o macetas)

Fundamental es también planificarse, para lograr una productividad intensa. Ciertos componentes son vitales para la ejecución de nuestro propósito y han de ser sistemáticos.

 Se trata de regar y abonar el terreno, el riego puede ser por goteo para ahorrar dinero (conbotellas y tapa perforada es muy económico) y el abono puede ser nuestro excelentevermicompost casero.

Otra forma de evitar sorpresas desagradables es pronosticar inconvenientes que nos pueden perjudicar como, por ejemplo, el clima. Existen situaciones extremas, como heladas, que son capaces de arruinar toda la cosecha.

En tales casos es preferible reemplazar los vegetales por nuevas plantas, aunque sean de distinta variedad.

Otra opción es sembrar de nuevo, para lo que debemos consultar los calendarios de sembrado, transplantes y los ciclos vitales de las especies.(Estos datos están disponibles en la sección de Biblioteca)

Mi Huerto casero: Las Especies recomendadas de cultivo



Es sabido por todos que, al igual que las frutas, las verduras tienen cada una su época. Losperiodos de plantación son muy importantes aunque hay especies que nos permiten hacerlo durante todo el año.

Por el grado menor de manejo para comenzar con los cultivos se recomienda: acelgas, apio, maíz, pepino, pimientos, y tomates. 

Para tener un huerto completo, sólo nos faltan las hierbas aromáticas. Podemos recurrir alcilantro, la albahaca, la menta, el romero, la salvia, entre otras variedades.


Mi Huerto casero: ¿Semillas o Plántulas?


 


Comprar las plantas para el huerto te ofrece dos opciones, germinadas (plántulas) en maceta o semillas.

Cualquier amante de la naturaleza encontrará satisfactorio ver su huerto crecer poco a poco de las pequeñas semillas. Otros, sin embargo, son más impacientes y prefieren recurrir a viveros, donde las plantas ya están más desarrolladas y, por tanto, tardan menos en ofrecernos sus frutos.

Ahorrar dinero como horticultor es muy fácil, ya que se pueden utilizar las semillas que produce cada cosecha para posteriores siembras (multiplicación).

Si es la primera vez que cultivamos verduras y hortalizas, tendremos que comprarlas: se recomiendan las semillas que vienen con un sistema de protección de epidemias, plagas o enfermedades.

En cualquier caso, quien nos venda en un lugar establecido debe aconsejarnos las más adecuadas para nuestro clima y terreno (en el caso de las semillas, muchas veces la información viene en la misma bolsa)

La desventaja de las semillas es que muchas plantas tienen un desarrollo excesivamente lento y que requieren muchos cuidados adicionales.

Si te armas de paciencia, conseguirás unos resultados excelentes, en especial, con las anuales (Duran 1 año o temporada), bianuales (Duran 2 años otemporadas) y perennes (No perecen)

Mi Huerto casero: La Siembra

Sembrar es el primer paso importante de nuestro huerto. Existen dos formas básicas de siembra: siembra directa en el huerto o sembrar en contenedores para después trasplantarlos al huerto (plantel).

Hay hortalizas como el rábano, la zanahoria, habas, porotos o nabos que no es conveniente su trasplante y obligatoriamente se deben de sembrar.

Otras hortalizas como la lechuga, la cebolla o el tomate, aunque se pueden sembrar directamente, es aconsejable transplantar el plantón que podemos comprar en alguna tienda agrícola.

Sembrar el plantel no es sencillo. Se debe vigilar muy bien que haya una humedad constantepero no excesiva y una buena temperatura para favorecer la germinación.

Cerca de una ventana soleada, en el interior de una casa es un buen lugar para hacer nuestro plantel.


Como contenedor para nuestro plantel podemos reutilizar envases de yogur o pequeños recipientes con un agujero en la parte inferior para que el agua drene.


¡¡¡ATENCIÓN!!!: Una de las dudas que nos surge cuando hacemos las primeras siembras es la profundidad a la que se debe poner la semilla. Una norma que funciona bastante bien es que la profundidad de la siembra debe ser tres veces el diámetro de la semilla.


El sustrato que se utiliza es el mismo que para el cultivo teniendo la precaución de tamizarlo (arnearlo) previamente para eliminar elementos muy gruesos.

Algunas plantas se reproducen a partir de una parte de la planta. Este es el caso de los ajosque se reproducen a partir de un diente y la papa que se utiliza un trozo de ella que contenga como mínimo un "ojo” o yema.

Mi Huerto casero:Organiza tus cultivos y obtén mejores resultados 






La organización es imprescindible para lograr nuestra meta. Los terrenos deben subdividirse en módulos de cultivo, microparcelas, etc. y,c ada una de ellas, albergará un producto diferente.

Sin embargo, no se pueden segmentar sin un orden y hemos de tener presente nuestro objetivo principal, obtener el máximo rendimiento, aprovechando el espacio que hemos asignado paraello.

Las dimensiones mínimas han de ser 5 m. de largo por 1 m. de ancho, eso sí, este dato es para plantación en suelos.

En cajones usted maneja ese dato, la recomendación se refiere netamente a rendimiento, igualmente plantando en menor superficie puede obtener frutos,. Cuanto más ancho sea mucho mejor, ya que facilitaremos el movimiento en la zona.

La disposición se hará buscando la exposición solar más favorable.

El aire, sol y agua son estrictamente necesarios para el correcto desarrollo de nuestros vegetales, así que procuraremos no tener cerca otros árboles o arbustos con el fin de no tener que compartir con ellos estas fuentes de vida.

Después de establecer nuestro terreno y sembrar las semillas, no podemos dejar que un simple pisotón nos lo estropee.

Las raíces de las plantas y los demás seres vivos que habitan bajo el suelo son para nosotros una garantía de supervivencia de los vegetales (las raíces construyen cámaras de aire, remueven el suelo, etc.) y no debemos modificar su ritmo de desarrollo.

La solución es cercar la zona con rejas, muy prácticas porque no necesitan mantenimiento, y que pueden ser de distintos materiales, principalmente metal o plástico.

No hay comentarios: