Buenasiembra - La Revista de Acuario

Noticia Dislocada -

lunes, 26 de diciembre de 2011

Cáncer: Tratamientos Caseros

Remedios caseros para el cáncer 8.jpg

Remedios caseros para el cáncer



El cáncer es una enfermedad altamente mortal, por lo que constantemente se están buscando curas y alternativas de tratamiento que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas y a prolongar sus expectativas de vida.


Dentro de las opciones de tratamiento para esta enfermedad, la medicina natural brinda una gran ayuda, ya que posee pocos efectos adversos y puede mejorar en gran medida la vida de los pacientes.


Por esto, en OtraMedicina, te mostramos algunos remedios caseros para el cáncer.

Ajo

remedios caseros para el cáncer2.jpg


El ajo tiene grandes propiedades antibacterianas, antiparasitarias, antifúngicas y antivirales, por lo que puede ser de ayuda para las personas que están pasando por una enfermedad.


También se cree que el ajo puede ayudar a combatir el cáncer, aunque pocos estudios lo demuestran. Si tienes cáncer debes comer al menos 3 a 5 dientes de ajo al día, pero si estás seriamente enfermo, debes ingerir como mínimo 8 dientes.


Los usos del ajo en medicina natural son muchísimos, ya que esta hierba tiene un enorme potencial para curar enfermedades.


Tradicionalmente utilizado para combatir la gripe y la alta presión sanguínea, el ajo también contribuye a incrementar la actividad del sistema inmune y a reducir la inflamación.


Pero nunca es tarde para descubrir nuevos beneficios del ajo, especialmente cuando se trata de enfermedades graves que ponen en serio riesgo la salud, como el cáncer por ejemplo.


Por si no lo sabías, el ajo ayuda a prevenir el cáncer del colon, el cáncer de mama y el cáncer de próstata, tres tipos muy comunes de esta enfermedad que ocurren en buena parte de la población.


Por ejemplo, en cuanto al cáncer de colon se ha descubierto que una ingesta diaria de ajo tanto crudo o cocido favorece la protección contra el cáncer de estómago y el cáncer de colon.


De hecho, consumir suplementos de ajo no tiene un efecto tan positivo como si lo consumimos en su forma original.


El cáncer de mama, una amenaza real para muchas mujeres, también puede ser prevenido si no descuidamos la ingesta de ajo, pues éste tiene compuestos que previenen el crecimiento de este tipo.


Finalmente, en cuanto al cáncer de próstata, se ha descubierto que los hombres que consumen un diente de ajo a diario tienen un 50% menos de posibilidades de desarrollar cáncer de próstata.


De todos modos vale notar que es demasiado pronto como para incluir oficialmente al ajo en tratamientos contra el cáncer.


No obstante su popularidad va en crecimiento, y de la mano de ello la cantidad de investigaciones al respecto, por lo que en futuros años podríamos estar en presencia de un posible tratamiento natural contra el cáncer.


Raíz de carmín

remedios caseros para el cáncer3.jpg


La raíz de carmín actúa como hierba antitumoral, pudiendo “quemar” los tumores. Los curanderos la han utilizado por muchos años para tratar el cáncer mamario, obteniendo buenos resultados.


Esta planta debe ser consumida con cuidado (en pequeñas cantidades), ya que tiene riesgos de producir intoxicación. Provocando diarreas que puede llevar a una deshidratación severa.


Trébol rojo

remedios caseros para el cáncer4.jpg

El trébol rojo es fácil de encontrar, barato y beneficioso para nosotros, ya que tiene propiedades antitumorales.



Se puede consumir en forma de té o en cápsulas y se debe tener cuidado de realizar su extracción cuando las flores aún no hayan marchitado.


Si bien existen pocos estudios que avalen el uso de estos remedios caseros, todo lo que sea de ayuda para el cáncer puede marcar una diferencia en la evolución de las personas.


Estas requieren, además, de un soporte psicológico adecuado, como una red familiar y de amistades que los ayuden a sobrellevar esa difícil batalla de la mejor manera posible.


Gypsophila para tratar la leucemia

gypsophila_1626016c.jpg


La leucemia es un cáncer sumamente complejo y difícil de tratar, y aunque contamos con un tratamiento estandarizado para él cualquier avance científico que permita optimizar los efectos del mismo puede hacer la diferencia.


En esta ocasión la solución viene desde el terreno de la medicina natural, pues hacemos referencia al género de plantas Gypsophila, el cual ha sido identificado por científicos británicos como un aliado en el tratamiento contra el cáncer.


Desde Leukaemia Busters, una organización caritativa para la lucha contra este tipo de cáncer, el Dr. David Flavell ha destacado la capacidad de esta planta para destruir células cancerígenas, invitando a utilizarla en tratamientos contra la leucemia.


Las plantas del género Gypsophila contienen saponinas, moléculas que tienen la capacidad de romper la membrana de las células cancerígenas, algo que podría utilizarse como complemento para tratar la leucemia.


Normalmente la inmunoterapia que se utiliza para combatir este cáncer no es 100% efectiva; sin embargo, con la ayuda del extracto de estas plantas las células cancerígenas se vuelven más vulnerables y se abre paso para que la inmunoterapia pueda acabar con ellas.


De hecho, según Flavell si se incluye la Gypsophila en el tratamiento es posible reducir las inmunotoxinas suministradas a los pacientes incrementando la efectividad del tratamiento.

tea-8.jpg



El
cáncer de pecho, sin dudas uno de los dos o tres cánceres más peligrosos del mundo entero y responsable de la muerte anual de cientos de miles de personas, ha encontrado un nuevo obstáculo en fitoterapia.

Se trata de una de las más comunes infusiones, el
, el cual además de ser una rica y práctica infusión, continúa demostrando sus beneficios.



Esta es la conclusión de un estudio publicado en la edición de enero de la publicación Cancer Epidemiology Biomarkers and Prevention, en el cual se examinó la relación entre el consumo regular de té en mujeres y la aparición y desarrollo de cáncer de pecho.

Se examinaron a 5082 mujeres en total, todas con cáncer de pecho comparándolas con mujeres sin la enfermedad entre las edades de 20 y 74 años, a las que se les efectuaron controles de la enfermedad relacionándolos con su consumo de té frecuentemente.

Nada menos que un 37% fue el porcentaje de reducción del riesgo de cáncer de pecho en mujeres que consumían té con regularidad en comparación con aquellas que no lo hacían con frecuencia o directamente no consumían la infusión.

Así que si estás tomando un tecito mientras lees este artículo continúa haciéndolo, pues estás matando dos pájaros de un tiro.


Propiedades de la sábila para el cáncer


Propiedades de la sábila para el cáncer


El cáncer es una enfermedad que se lleva la vida de millones de personas. A pesar de su gravedad hay muchos remedios naturales para el cáncer a los que puedes recurrir para ayudar a algún familiar, amigo o si te han diagnosticado cáncer a ti.


Entre las plantas medicinales tenemos la sábila o Aloe Vera. Las propiedades de la sábila para el cáncer son inmejorables.


Es un buen antitumoral y puede mejorar notablemente la situación. Aunque no se sabe exactamente como actúa el aloe vera contra el cáncer ni para que tipos de cáncer es más efectivo. En muchos casos la curación ha sido definitiva mientras que en otros, el cáncer vuelve a aparecer después de sanar.


Existe un tratamiento de sábila para el cáncer que en algunos casos ha eliminado por completo muchas clases de cáncer: Cáncer de piel, de garganta, de mama, útero, próstata, cerebral, de hígado, intestino y leucemia.


Este tratamiento se puede hacer en cualquier estado de la enfermedad pero por supuesto que lo mejor es realizarlo cuanto antes. Incluso es una excelente forma de prevenir la aparición del cáncer.


El tratamiento con sábila para el cáncer consiste en preparar un jarabe de sábila de la siguiente manera:


Dos hojas grandes de Aloe Vera. Las hojas deben ser lavadas y se le saca las espinas y los bordes. Aproximadamente 300 gramos de Aloe.



Medio kilo de miel. 500 gramos de miel pura de abejas. Evitar la miel procesada, la mejor es la que tiene una consistencia bien cremosa.


Siete u ocho cucharadas de coñac o whisky.


Pasamos todo por la batidora o licuadora unos minutos y guardamos en un frasco cerrado, a la sombra y en un lugar fresco.


Se toma tres cucharadas al día de este jarabe: una a la mañana, otra al mediodía y a la noche. Una media hora antes de cada comida y agitando el frasco antes de tomarlo.


Con las cantidades aquí dadas, tendría que alcanzar para unos diez días. No se debe interrumpir el tratamiento hasta acabar el frasco. Se puede repetir el tratamiento después de esperar una semana sin tomar el jarabe de sábila.


Es importante combinar este tratamiento con un examen y control medico para conocer el estado del cáncer. También puede hacerse este tratamiento junto con otros como la quimioterapia o la radiología.


Puedes probar con otros alimentos que previenen el cáncer, y otros que luchan contra él como el clavo de olor y las semillas de lino.

Anímate a ir por lo natural para recuperar las esperanzas!



MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/temas/cancer/index.html