MI BLOG de BS RSS Feed

BUENASIEMBRA

viernes, 2 de noviembre de 2012

Tipos de Cristales, Piedras de la felicidad.

Foto: Tipos de Cristales

Piedras de la felicidad: son las que por su coloración, posición planetaria, situación con respecto al Universo influyen sobre nuestro estado de ánimo. Se relacionan con el corazón, piel y ojos y su evolución logra frecuencias fuertes en donde emana la felicidad interior. Agrupamos el siguiente orden: Rubí, Ambar, Granate.
Piedras de la alegría: que por su posición planetaria, la alta frecuencia vibratoria con respecto a la tierra, estimulan la risa, la voz, la garganta, las manos y los pies. Entre ellas encontramos el Cuarzo Citrino, Cuarzo Rosado, Cuarzo Cristal transparente.
Piedras de la tranquilidad: poseen una frecuencia baja y de lenta evolución, de coloración oscura y actúan sobre los hombros, las piernas, la frente y el páncreas. Encontramos sólo la Hematita o Acerina.
Piedras de la paciencia: son las lejanas a la revolución Solar del sistema. De gran evolución dentro de todo el sistema planetario. Llamadas piedras orgánicas, actúan sobre los huesos, dientes, pantorrillas y codos. Son Perlas y corales.
Piedras de la bondad: por su capacidad expansiva, albergan diferentes coloraciones dentro de su etapa evolutiva, dando espacio a integrar variadas frecuencias planetarias. Actúan sobre el sistema circulatorio y motriz. Las Agatas son consideradas piedras de la bondad.
Piedras de la afectividad: las que desarrollan un alto poder trasnmutador; su etapa evolutiva está dentro de la medición infinita. Pueden alterar su coloración por el uso y desgaste. Actúan sobre nuestro sistema nervioso, olfato y gusto. Las amatistas son las más características de este grupo, también está el cuarzo Citrino y la Turmalina.
Piedras de la pureza: de coloración blanca y de una alta frecuencia Universal. Se las conoce en la tierra como piezas orgánicas y frecuencian el ombligo, los dedos, las manos y el tacto. Entre estas pìedras están el Onix blanco, el mármol y otras piedras ornamentales.
Piedras del trabajo o servicio: son llamadas energéticas, capaces de lograr energía natural y Universal. Están relacionadas con todas las etapas del hombre. Actúan sobre el aparato digestivo, columna vertebral, sistema respiratorio y músculos. Estas son el Opalo, el Jade y la Pirita que otorga una gran prosperidad en el trabajo o en el servicio.
Piedras de la espiritualidad: son las que mantienen altas frecuencias con el Sol Central del Sistema. Son piedras que logran sublimar los aspectos más nobles del ser en desarrollo interior, activan la intuición y deseos de metas elevadas. Actúan sobre el tercer ojo, contienen una gran luminosidad al buscador espiritual o persona en su etapa de crecimiento. Actúan sobre la glándula tiroides, pituitaria y el timo. Estas son la Esmeralda, la Turquesa y el Lapislázuli.
Piedras de la sabiduría: las que logran frecuencia al Sol Central, siendo depositarias de grandes informaciones. Son capaces de almacenar conocimientos por cientos de millones de años y generan el equilibrio entre el Sistema y el Universo. Actúan sobre el cerebro. El Diamante.
Podemos sustituir las piedras para ser utilizadas por otras similares más fácil de obtenerlas, por ejemplo:
Cristal de Roca en lugar de Diamante.
Granate en lugar de Rubí.
Lapislázuli o Sodalita en lugar de Zafiro azul.
Turquesa o Crisolita en lugar de Aguamarina.
Cuarzo citrino en lugar de Topacio.
Cornalina en lugar de Opalo de fuego.
Rodocrosita en lugar de Rubelita (turmalina rosa).
Malaquita o Crisoprasa en lugar de Esmeralda.
Azurita en lugar de Zafiro índigo.


Tipos de Cristales

Piedras de la felicidad: son las que por su coloración, posición planetaria, situación con respecto al Universo influyen sobre nuestro estado de ánimo. Se relacionan con el corazón, piel y ojos y su evolución logra frecuencias fuertes en donde emana la felicidad interior. Agrupamos el siguiente orden: Rubí, Ambar, Granate.

Piedras de la alegría:
que por su posición planetaria, la alta frecuencia vibratoria con respecto a la tierra, estimulan la risa, la voz, la garganta, las manos y los pies. Entre ellas encontramos el Cuarzo Citrino, Cuarzo Rosado, Cuarzo Cristal transparente.

Piedras de la tranquilidad:
poseen una frecuencia baja y de lenta evolución, de coloración oscura y actúan sobre los hombros, las piernas, la frente y el páncreas. Encontramos sólo la Hematita o Acerina.

Piedras de la paciencia: son las lejanas a la revolución Solar del sistema.

De gran evolución dentro de todo el sistema planetario. Llamadas piedras orgánicas, actúan sobre los huesos, dientes, pantorrillas y codos. Son Perlas y corales.

Piedras de la bondad:
por su capacidad expansiva, albergan diferentes coloraciones dentro de su etapa evolutiva, dando espacio a integrar variadas frecuencias planetarias. Actúan sobre el sistema circulatorio y motriz. Las Agatas son consideradas piedras de la bondad.


Piedras de la afectividad: las que desarrollan un alto poder trasnmutador; su etapa evolutiva está dentro de la medición infinita. Pueden alterar su coloración por el uso y desgaste. Actúan sobre nuestro sistema nervioso, olfato y gusto. Las amatistas son las más características de este grupo, también está el cuarzo Citrino y la Turmalina.

Piedras de la pureza: de coloración blanca y de una alta frecuencia Universal. Se las conoce en la tierra como piezas orgánicas y frecuencian el ombligo, los dedos, las manos y el tacto. Entre estas pìedras están el Onix blanco, el mármol y otras piedras ornamentales.

Piedras del trabajo o servicio:
son llamadas energéticas, capaces de lograr energía natural y Universal. Están relacionadas con todas las etapas del hombre. Actúan sobre el aparato digestivo, columna vertebral, sistema respiratorio y músculos.


Estas son el Opalo, el Jade y la Pirita que otorga una gran prosperidad en el trabajo o en el servicio.

Piedras de la espiritualidad: son las que mantienen altas frecuencias con el Sol Central del Sistema. Son piedras que logran sublimar los aspectos más nobles del ser en desarrollo interior, activan la intuición y deseos de metas elevadas.

Actúan sobre el tercer ojo, contienen una gran luminosidad al buscador espiritual o persona en su etapa de crecimiento. Actúan sobre la glándula tiroides, pituitaria y el timo. Estas son la Esmeralda, la Turquesa y el Lapislázuli.

Piedras de la sabiduría: las que logran frecuencia al Sol Central, siendo depositarias de grandes informaciones. Son capaces de almacenar conocimientos por cientos de millones de años y generan el equilibrio entre el Sistema y el Universo. Actúan sobre el cerebro. El Diamante.

Podemos sustituir las piedras para ser utilizadas por otras similares más fácil de obtenerlas, por ejemplo:

Cristal de Roca en lugar de Diamante.
Granate en lugar de Rubí.
Lapislázuli o Sodalita en lugar de Zafiro azul.
Turquesa o Crisolita en lugar de Aguamarina.
Cuarzo citrino en lugar de Topacio.
Cornalina en lugar de Opalo de fuego.
Rodocrosita en lugar de Rubelita (turmalina rosa).
Malaquita o Crisoprasa en lugar de Esmeralda.
Azurita en lugar de Zafiro índigo. fuente

MAS INFO:

http://buenasiembra.com.ar/salud/terapias-alternativas/gemoterapia-168.html


http://buenasiembra.com.ar/salud/terapias-alternativas/curacion-con-color-862.html

No hay comentarios: