MI BLOG de BS RSS Feed

BUENASIEMBRA

martes, 27 de agosto de 2013

¿Cómo hacer leche de almendras y otras tantas más?

        ¿Cómo hacer leche de almendras, leche de alpiste, de coco, de arroz, leche de avena y otras tantas más?

Foto0019


Los sencillos pasos principales casi siempre son los mismos:
  1. Remojar en agua durante 24 horas las semillas, frutos secos o nueces.
  2. Mezclar con agua fría o cocer en agua hirviendo, según la leche vegetal que desees hacer.
  3. Triturar y filtrar con un paño o gasa fina.
  4. Añadir, si quieres tener cubiertas tus necesidades de calcio diarias el alga roja Lithothamnion Calcareum (búscala en herbolarios y establecimientos de dietética). Agregando un 4% de esta alga roja en un litro de leche vegetal, obtendrías en una ración de 250 ml de leche, el 37,5 % del calcio recomendado al día.
  5. Para hacerlas más grasas, agregar aceites vegetales prensados en frío (soja, de colza, lino, girasol, sésamo).
  6. El deshecho que se produce elaborar estas leches, lo puedes emplear como enriquecedor para masas de bizcochos, pan y rellenos salados o dulces.
Estas leches se conservan máximo 48 horas en el refrigerador.

LECHE DE ALMENDRAS

Ingredientes:
  • 15 almendras peladas.
  • Medio litro de agua.
Pasos a seguir:
  1. Remojar las almendras peladas durante 24 horas
  2. Triturar, filtrar y endulzar.
almendras1

La almendra es una de las semillas oleaginosas más nutritivas y es altamente alcalina. 

Contiene proteínas de alto valor biológico, minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales.

Aporta más calcio que la leche vacuna: 100 g de leche de almendras aportan 25 mg de calcio. 

 Esta leche es ideal para el sistema nervioso y muy digestiva (no produce fermentaciones). Se aconseja para los niños, deportistas, embarazadas y madres en lactancia.


LECHE DE ARROZ

Ingredientes:
  • Una taza de arroz integral.
  • Ocho tazas de agua.
  • 1/4 de una cucharadita de sal.
Pasos a seguir:
  1. Lavar y tostar el arroz a fuego mínimo sin nada de aceite hasta que se dore.
  2. Agregar el agua y cocer 2 horas tapado y a fuego lento.
  3. Triturar, filtrar y si es necesario endulzar.
arroz9


LECHE DE ALPISTE


Es importante que sea alpiste para consumo humano (libre de otras semillas o aditivos) Lo ideal es comprarlo en herbolarios.
Pasos a seguir:
  1. Ponemos a remojo cinco cucharadas soperas de alpiste durante toda la noche.
  2. Por la mañana le quitamos el agua y licuamos las semillas.
  3. Añadiremos a las semillas licuadas, un litro de agua hervida y fría, a continuación lo colaremos y ya tenemos lista la leche de alpiste.
Es un potente antioxidante con un alto contenido en proteínas vegetales. Ayuda a reducir el colesterol


LECHE DE COCO

Ingredientes:
  • Un coco.
  • 1/2 litro de agua.
Pasos a seguir:
  1. Rompes el coco con un martillo o con tu coco como se ha hecho toda la vida. Pon algún recipiente debajo del coco antes de proceder al reventeamiento del coco, así recogerás el agua del interior del coco.
  2. Dejas de pensar en tontunas y trituras el coco con su propia agua (ya que está haremos algo con ella) y con el medio litro de agua que pilles del grifo.
  3. Cuelas la ya nombrada leche de coco con un paño o gasa fina.

LECHE DE QUINOA

quinoa

Ingredientes:
  • Dos cucharadas de quinoa.
  • Una taza y media de agua caliente.
Pasos a seguir:
  1. Remojar el grano durante 24 horas. Llevar a hervor y cocinar a fuego mínimo 10 minutos.
  2. Triturar, colar y endulzar si es necesario.
Esta leche es utilizada en los países andinos para alimentar a los bebes. No resulta alergénica y es muy alcalina y proteica.

LECHE DE AVENA

Ingredientes:
  • Media taza de copos de avena.
  • Un litro de agua.
  • 80 gr de azúcar o el endulzante que prefieras, stevia, azúcar integral…
  • Un poco de sal.
  • Una cucharada pequeña de aceite de girasol.
Pasos a seguir:
  1. Mezcla la avena con el agua, el aceite de girasol, el azúcar y la sal.
  2. Sube el fuego hasta que llegue a hervir y luego baja el fuego al mínimo.
  3. Deja cocinando al fuego 4 o 5 minutos. Apaga el fuego, añade la esencia de vainilla y déjala reposar durante 10 minutos.
  4. Filtra la leche de avena con un paño fino o gasa.
  5. Triturar, filtrar y endulzar.
Esta leche favorece el peristaltismo intestinal y actúa como un gel que suaviza las mucosas intestinales. La avena es sedante y relajante del sistema nervioso.

avena

No hay comentarios: