Buenasiembra - La Revista de Acuario

Noticia Dislocada -

domingo, 27 de marzo de 2011

La Sal Marina, Beneficios

Sal Marina


La sal es uno de los compuestos más abundantes en la naturaleza, se encuentra en dos estados: en forma de mineral, más o menos pura, (sal de roca extraída de minas terrestres) y disuelta en las aguas de los mares y algunos lagos.

La sal marina, es la sal procedente de la evaporación del agua de mar, por acción del sol  y de los vientos.

Los centros de producción y  cosecha por excelencia de sal marina son las salinas situadas en lugares calidos.

Al analizarla, verificamos que contiene casi en proporciones idénticas los minerales necesarios que el suero sanguíneo contiene y que el organismo requiere.

Aunque pereza mentira, esas proporciones son increíblemente parecidas… exactas.

Es el mayor concentrado de minerales naturales.
Por esto se dice que venimos del mar.

La sal de mesa común es, mayormente, cloruro de sodio, aunque contiene algunos otros minerales tales como magnesio, potasio, yodo, entre otros.

Sin embargo, la sal marina posee más oligoelementos y minerales, sobre todo, tiene mayor contenido en yodo,  necesario para el normal funcionamiento de la glándula tiroides, la cual controla el metabolismo, y cuya deficiencia puede provocar la aparición del bocio.

La sal abre el apetito. Salar los alimentos es agradable y necesario cuando se sigue un régimen vegetariano. Los vegetales contienen, en efecto, bastante potasio y poco sodio.

Esto explica la apetencia que los herbívoros manifiestan por la sal. No obstante, si salar los alimentos con moderación es una práctica útil, el salarlos con exceso puede tener perniciosos efectos.

A las cantidades de sal que utilizamos para espolvorear las ensaladas y otros alimentos, hay que tener en cuenta que se suman las utilizadas en la condimentación y conservación de diversos alimentos: salsas, quesos, pastas para aperitivos, etcétera.

Por otra parte, algunos alimentos contienen sodio en bastante cantidad ya en estado natural: apio, perejil, algunos cereales, leche, huevos, etc.

Las necesidades mínimas diarias de sal para un adulto normal se calculan en 7,5 gramos.

Cambiando el uso de la sal común por la sal marina se obtiene un suministro equilibrado de sales minerales en el organismo, que al mismo tiempo sirve para reducir la ingestión de cloruro sódico.

Su sabor es más intenso gracias a la concentración más abundante de minerales, es por eso que la sal marina se puede utilizar en menor cantidad que la sal común.

Sin embargo, sólo sería apta para las dietas de bajo contenido en sodio, y no para un régimen exento de sodio.

En los países de la Unión Europea se calcula un consumo diario de 15 gramos por persona, distribuidos del siguiente modo:
    - Contenido propio de los alimentos: 5 gramos.
    - Sazonamiento en la cocina o en la mesa: 5 gramos.

    - Pan: 5 gramos.

¿Es excesivo este consumo?

No, si el organismo es joven y si el corazón y los riñones aseguran una circulación y una eliminación correctas. Sí, en caso contrario. Como hemos indicado, una cantidad correcta es de 7,5 gramos diarios.

Los músculos, al deshidratarse, pierden grandes cantidades de agua, y sales minerales. Creando un estado de cansancio y agotamiento físico, psíquico, emocional y mental.

Hay malos funcionamientos internos, cuando faltan los minerales que se perdieron.

Debemos reponerlos rápidamente, y con la sal común, nada llegara a las células, a excepción de sodio. La Sal Marina repone en instantes lo gastado.


BENEFICIOS DE CONSUMIR SAL MARINA A DIARIO

1º Da energías a los músculos.

2º Compensa los prejuicios de la mala alimentación.

3º Disminuye la acidez gástrica.

4º Estimula la circulación sanguínea, respiratoria, centros nerviosos, los riñones y las vías urinarias.

5º Elimina los ácidos tóxicos, el láctico, el úrico.

6º A las 3 semanas, hay una gran transmineralización y un enriquecimiento extraordinario de calcio, magnesio, flúor, etc.

7º El magnesio, previene los trastornos del corazón.

8º El flúor, fortifica los huesos, los dientes...etc.

9º Tiene gran efecto bactericida y antibiótico.

10º Produce un gran equilibrio electrolítico.

11º Regula los excesos de Sodio y de Potasio. (Bajando la propia presión arterial. Según estudios en España.)

12º Evita las constipaciones.

13º Es antialérgico.

14º Estimula notablemente la cura de las heridas. Alivia la Psoriasis. Los procesos menstruales. El bocio.

15º Combate el colesterol. La senilidad. Los cálculos biliares.

16° Participan los minerales en la cura de todas las dolencias físicas

Se la puede emplear como medicina natural para aliviarnos de algunos males:
  • Inflamaciones de boca y garganta. Hacer gárgaras con una disolución de agua y sal marina.

  • Congestión nasal. Disolver sal marina en agua y poner cinco o seis gotas en cada fosa nasal.

  • Baños. Los baños en agua salada, tanto de cuerpo entero como solo para los pies, son un buen tonificante contra la fatiga.

  • Hemorroides. Tomar baños de asiento con agua salada, dos o tres veces al día, es una gran ayuda.

  • Contusiones. Preparar una solución caliente de agua, sal y vinagre y aplicar en forma de compresas sobre la contusión.
Consejos culinarios:

Para reparar el exceso de sal en guisos y salsas calientes podremos rebajar el punto de sal añadiendo una rodaja de papa cruda y dejándola cocinar hasta que esta haya absorbido el exceso de sal.

En salsas frías, añadir una cucharadita de vinagre de sidra y otra de azúcar mezclándolo bien.


1 comentario:

David dijo...

Aunque la sal marina es mas saludable que la sal que podemos encontrar en los supermercados, si se consume en grandes cantidades sin tener cuidado puede traer problemas renales, ni que hablar de la gente que padece de hipertensión arterial, es recomendable que directamente ni la consuma por su alto contenido de sodio simplemente ir a un supermercado con un cupón o agarrar las ofertas del dia y comprar la sal baja en sodio que suele ser mas costosa que las normales por su tratamiento.
Saludos.