MI BLOG de BS RSS Feed

BUENASIEMBRA

martes, 9 de mayo de 2017

Las Enfermedades tiene un origen Emocional...

Cómo saber si las enfermedades
tiene un origen emocional

Los chamanes (o curanderos) buscaban distintas causas a las enfermedades de sus pacientes.
Algunas de ellas eran meramente físicas, otras emocionales (peleas, asuntos pendientes, deseos reprimidos o no resueltos), otras, espirituales o del alma.




Cuando aparece una enfermedad la primera tendencia es el deseo de apurar su pronta desaparición. De alguna manera corremos una carrera contra reloj para deshacernos de ella y dejar de sentir los síntomas: tomamos lo que haga falta para hacer pasar el malestar y volver a disfrutar de un estado equilibrado de salud.

Sin embargo en la lógica de la enfermedad, cada síntoma corresponde a un tipo de información muy particular que la persona está expresando, simplemente no encontró otra forma de hacerlo.


Esa información que sale y toma la forma de una enfermedad puede ser tanto un pensamiento, una emoción o una acción, hecha o recibida por el individuo en algún momento de su vida y que no logró terminar de procesarse o entenderse.

Por eso la expresión de la enfermedad es en principio una manifestación del inconsciente.

La mayoría de las técnicas de meditación existentes consisten en traer a la conciencia del individuo el hecho escondido atrás del síntoma. Increíblemente a medida que el significado oculto de la enfermedad se revela y la persona ve y acepta ese significado, deviene como resultado la curación.

Jung dice: “no se curarán de sus enfermedades, son las enfermedades las que los curarán” indicando claramente lo mismo que otros sabios:

la enfermedad manifiesta algo oculto en la conciencia, algo que negamos incluso frente a nosotros mismos, la mayoría de las veces por lo doloroso que nos resulta observarlo.

Pero es gracias a su manifestación, que sale a la superficie y entonces puede ser visto y sanado.
Cada enfermedad tiene un momento de inicio, que ha pasado imperceptible para la conciencia de la persona. Ese momento existió y permitió el anclaje del síntoma cuando por alguna razón no pudimos entender algo que vivimos, algo que nos dijeron o que sentimos y no pudimos expresarlo ni reaccionar como hubiéramos querido. En ese instante está la raíz de la enfermedad.

Reconocer ese inicio, que está en el pasado y se expresa ahora en el presente, es la llave de la solución.

Pero para poder reconocer estos patrones que nos llevaron al síntoma y a la enfermedad es necesario hacernos por completo responsables de la situación. Entender que somos nosotros mismos los que nos creamos las enfermedades es algo que en principio parece inaceptable, ¿cómo me voy a hacer eso yo mismo?

Sin embargo son los conflictos en nuestros pensamientos, emociones y acciones las que producen todas las manifestaciones de enfermedad física y emocional. Lo bueno es que somos nosotros también, los que tenemos el poder para mejorar nuestra salud simplemente estando dispuestos a buscar la solución en nuestro interior.

Desde la óptica de la meditación, una enfermedad, ya sea leve o persistente, encierra en sí misma una lógica que tiene relación con información vivenciada en proceso de aprendizaje que quedo estancado o en conflicto. Información que de alguna manera es resistente a ser aprendida desde el punto de conciencia de la persona en el momento en que fue vivida.

Al observar esos eventos y traerlos al “ahora” los hacemos conscientes. Ese primer paso nos coloca en otro lugar: el de comenzar un camino curativo.

Otra conocida frase de Jung dice “lo que no se hace conciencia, se hace destino” por eso: ver el hecho, la emoción, el pensamiento atrás de la enfermedad es el principio de la curación.
Y si esto ocurre dentro del espacio interno, dentro de la meditación, de una manera clara y sin espejismos la enfermedad desaparece por que desaparece el motivo que hacía posible su existencia.

La meditación tiene la reconocida capacidad de otorgar a sus practicantes mejor salud o mayor resistencia a las enfermedades.
Eso se debe principalmente a que la práctica de la meditación trae una cualidad clarificadora de la conciencia. La meditación mejora la autopercepción y así permite que esos procesos de aprendizaje se realicen con mayor celeridad.

Además es calmante, analgésico, relajante, antidepresivo y te permite regular la presión arterial. Incluso la práctica de la meditación impacta en la estructura genética, en el ADN, restaurando y sanando.

La meditación es una herramienta con variadas técnicas que permiten que una persona se observe a sí misma, aumentando la autoconciencia, y la habilita para que plenamente se sumerja en su interior y se conecte con el Todo. Esta es una experiencia que facilita una conexión ilimitada y que da estados de plenitud, bonanza, mejora la creatividad y el optimismo.

“​
Por su fuerza de choque, algunas enfermedades impulsan conscientemente a la persona hacia nuevos espacios y la desafían a mutar o transformarse.
Es ahí cuando la enfermedad se une al proceso espiritual abriendo paso a lo trascendente.
La persona descubre el Ser eterno que la habita y enfoca desde una nueva perspectiva el tema de la solución a esa enfermedad. Entonces comienza un profundo despertar interior.

Ese despertar de la conciencia invita a una exploración interna que da sentido a la existencia misma y además de permitir recuperar la salud y el bienestar nos permite recuperar partes de nosotros mismos olvidadas o rezagadas y nos devuelve la vitalidad y el sentido por la vida.

Estas son algunas preguntas que pueden ayudarte a dilucidar la raíz de la enfermedad y eliminar el conflicto que la ha creado:

* ¿Que estaba haciendo antes de la aparición del síntoma?

* ¿Cuál era mi estado general en ese momento?

* ¿Qué áreas internas manifestaban un conflicto mayor?

Las ideas que tenía a esa edad o en ese momento con respecto a la situación vivida.
Las emociones que se disparaban por lo que estaba experimentando.
Los actos (realizados o no) que derivaron de esa experiencia.

* ¿En qué me ha beneficiado transitar esa dolencia?

* ¿Cómo crear armonía en mi vida y mi salud?
¿Qué cambios debo hacer?

miércoles, 26 de abril de 2017

Ver Como los Ciclos Emocionales están ligados a la Luna....


Se ha llegado a decir que la luna tiene un impacto psicoemocional en las personas, pero, ¿cuán real es?

Para algunos filósofos de la Antigüedad, este astro madre influye no sólo en el comportamiento de las profundidades del mar y de la cosecha, también para el cultivo de una vida sana tanto física como mentalmente.


¿Cuánto influye la luna en nuestras emociones?

Para Mark Filippi, doctor y autor del Método somático, existe una conexión entre las fases de la Luna y cuatro neurotransmisores básicos:

  • Primera semana lunar: acetilcolina;
  • segunda semana lunar: serotonina;
  • tercera semana lunar: dopamina;
  • cuarta semana lunar: norepinefrina (o noradrenalina).

De alguna manera, la relación entre el mundo exterior –la luna– y el mundo interior –la mente y el cerebro–, ha impactado en una interiorización del aspecto cuaternario que rige los ciclos en la naturaleza: el cuatro es un aspecto importante para las estaciones del año, las fases lunares, los cuartos de hora, los elementos básicos del planeta, las fases de la respiración.

En este caso, las cuatro fases lunares han formado parte esencial del ritmo y la medición de la organización de la naturaleza, permitiendo la absorción y división en cuatro grupos de la información –o cuatro cambios emocionales naturales: pasivo ascendente, activo ascendente, pasivo ascendente y activo descendente–.

Ciclos emocionales están ligados a la Luna

Filippi explica que la idea de que los ciclos emocionales estén ligados a la Luna proviene de Gay Gaer Luce, quien propuso que existe un sondeo calendárico de los síntomas de las personas sanas que revela la oscilación en peso, vitalidad, desempeño óptimo, pesimismo, apetito y sueño; oscilación en brillantez y apagamiento, empeño y apatía, volubilidad e imperturbabilidad, malestar y robusto bienestar.

Esto quiere decir que la frecuencia que emana de la luna afecta la frecuencia de la mente, impactando inevitablemente en el control de nuestras emociones, sentimientos y deseos, y éstas, a su vez, en el pensamiento y conducta de cada individuo.

Se trata entonces de la inevitable conexión mente y cuerpo del que todos somos testigos y víctimas, en el que según el ciclo lunar podemos sentir una alteración en la ovulación, menstruación, retención de orina, e inclusive se ha correlacionado con episodios de diarrea y problemas cardiovasculares.

Si bien las razones de esta influencia lunar se desconocen de manera específica, se intuye que esto se debe a que el ser humano está compuesto mayoritariamente de agua, que es la sangre que, a su vez, lleva oxígeno, nutrientes y neurotransmisores a diferentes partes del cuerpo.

La fuerza de atracción de la Luna permite ejercer un efecto sutil a este sistema acuático de distribución: “En la tierra hay arroyos, ríos,y océanos. En los seres humanos hay canales y meridianos. Todos ellos con influencia mutua”.

Filippi proclama la importancia de know thy soma –conocer el cuerpo– a través de la observación de la naturaleza y su sistema integral. De manera que al observar el calendario lunar, es posible experimentarlo en el cuerpo como un antiguo reloj interno.


La influencia del calendario en el cuerpo,
según las cuatro fases lunares


Luna Nueva/Cuarto Creciente – Acetilcolina


Se trata de la primera semana del ciclo lunar, la cual se experimenta como una inclinación filial –filosomático–. Nos volvemos más sensibles, aptos a las actividades grupales y más receptivos a lo emocional.

Esta semana se caracteriza por mucha energía pero poca concentración: “las personas tienen buena energía y vivacidad, es genial para introducirla a nuevas ideas”; principalmente porque la acetilcolina se asocia con la memoria y el aprendizaje. Por ello se considera que la luna nueva es ideal para iniciar nuevos proyectos, sembrar plantas, ideas, imágenes, intenciones y aprovechar la energía ascendente.

Cuarto Creciente/Luna Llena – Serotonina


Es la segunda semana, la ontosomática, la cual posee mucha energía, concentración mental y creatividad. Aquí se recomienda encontrar un espacio solitario para aprovechar los momento de lucidez en los que participa la serotonina; como por ejemplo, las funciones orgánicas que regulan el estado de ánimo. Nos podemos sentir saciados y plenos, lo cual puede “desbordarse” si no se canaliza en un espacio reflexivo de trabajo y cultivación personal.

Luna Llena/ Cuarto Menguante – Dopamina

La semana de la dopamina, o la ecosomática, es una semana de distracción y divertimento, involucrando las actividades sociales y ecológicas –como la empatía–. Está asociada con las experiencias y estímulos que producen experiencias de placer, recompensa y excitación. En la semana de la dopamina podemos aflojar y disfrutar lo que hemos hecho.

Cuarto menguante / Luna nueva – Noradrenalina


La semana de lo exosomático es una fase de fight or flight –huir o pelear–, como un estado defensivo en el que intrínsecamente queremos protegernos.

Se dice que hay mucho análisis y poca inspiración, pues se trata de un estado hiperbinario, unidireccional y agresivo. Es un regreso, aunque parcial, al cerebro reptiliano: “Si no dilapidamos nuestra energía, será más fácil superar esta semana de fragilidad nerviosa.”

Vía » ecoosfera.com

MAS INFO:  https://buenasiembra.wordpress.com/

miércoles, 19 de abril de 2017

Las hierbas aromáticas que puedes cultivar en agua...

10 hierbas aromáticas que puedes cultivar en agua durante todo el año

Si no quieres llenar tu cocina de maceteros, huertos verticales y tierra, existen varias hierbas aromáticas que pueden ser cultivadas en agua. Aquí tienes 10 ejemplos.


Consejos iniciales


Se aconseja evitar el agua del grifo o al menos dejarla ventilar toda la noche para que pueda evaporar el cloro. Lo mejor es usar agua de lluvia, o mejor aún de pozo o manantial, ya que contienen minerales y oligoelementos.
Sobre los contenedores, se pueden usar tarros de cristal transparente aunque las raíces, acostumbradas a la oscuridad, agradecen aquellos de colores ámbar u oscuros. Si solo tienes tarros de cristal, prueba a envolverlos en papel.

Los recipientes de boca estrecha, como las botellas de cristal, tienen la ventaja de mantener verticales nuestras plántulas. 


Menta

Además de una gran aliada en la cocina, la menta es la hierba estrella de los remedios medicinales gracias a su alto contenido en mentol, una  sustancia que refresca sin producir ninguna variación en la temperatura. Su cultivo en agua es muy sencillo; basta con sumergir algunas de sus ramas para que echen raíces. 

Menta verde
Al igual que la menta común, la menta verde es igual de sencilla de cultivar en agua, y tienen prácticamente las mimas propiedades. 


Oregano

Siempre es buena idea tener un bote de orégano fresco en la cocina, ya que es sencillo de cultivar en agua y es un complemento interesante para nuestros platos mediterráneos. Introduce los esquejes en el agua y comienza a pellizcar sus hojas una vez que aprecies que la planta está creciendo correctamente.


Albahaca

A la albahaca le encantará el calor de tu cocina y por ello crece con facilidad en un recipiente con agua limpia, eso sí, situada en un lugar con mucha luz. Un consejo: corta los esquejes con capullos para evitar la floración, ya que después de ésta la planta finaliza su ciclo y muere. 


Salvia

Mantén la planta en agua en un lugar fresco y aireado porque es propensa al moho. La salvia en agua crece muy lentamente, pero tampoco importa mucho ya que apenas se necesita un poquito para dar sabor a tus recetas.


Stevia

Si te gusta el dulce, la stevia puede ser tu gran aliada ya que resulta ideal para agregar a tés e infusiones y no tiene calorías. Cultívala en agua y colócala en un lugar cálido y bien iluminado. 


Verbena, Hierba Luisa o balsamo de limón

El magnífico olor de esta hierba es una excelente carta de presentación para cualquier hogar, además su cultivo es tan sencillo y su crecimiento es tan rápido que merece la pena.
Corta unos esquejes en primavera y sumérgelos en agua, después coloca el recipiente en un lugar bien iluminado. Empleará una 4 semanas en echar raíces y luego será imparable. Eso sí, cambia el agua con regularidad y vigila el moho, pues es propensa a padecerlo en interiores.


Estragón
Existen varios tipos de estragón, aunque el francés es el más apreciado en la cocina. En cualquier caso es una hierba de crecimiento lento y que precisará de luz y agua limpia. Mejor plantar en primavera.


Tomillo

Corta solo aquellos esquejes verdes que veas en crecimiento y sumérgelos en agua. Aquellos que se hayan vuelto marrones no lograrán enraizar. Como siempre, la mejor época para plantar los esquejes será la primavera y necesitan ser sumergidos de inmediato, casi recién cortados, ya que su extrema delgadez hace que se sequen rápido. 


Romero

Los esquejes leñosos del romero tardan mucho en echar raíz, pero son más resistentes al deterioro. Aquellos plantados en primavera parecen enraizar antes.

De cualquier manera, es una planta que no requiere esfuerzos y su sabor y alegría merecen la pena.  Publicado en Verde

MAS INFO:  http://buenasiembra.net/salud/fitoterapia/index.html

martes, 18 de abril de 2017

Se cansó del caos de la ciudad y ...


El arroyo es lo primero que los enamoró de la chacra.

Se cansó del caos de la ciudad
y se fue a vivir al campo


Jessica vivió 22 años sin cuestionarse sobre su vida y el peso que tenían los otros en su rutina diaria hasta que un día decidió cambiar su historia.

¿Cómo es vivir en una chacra, lejos del consumismo y sin presiones?


¿Qué peso tienen los mandatos familiares sobre mi vida?
¿Hasta que punto soy feliz haciendo lo que hago?
¿Estoy viviendo mi vida o la que otros quieren que viva?
¿Hacia dónde me va a llevar todo esto?


A los 20 años Jessica llegó de Colombia a estudiar Diseño Gráfico y a los 23 -angustiada, estresada y confundida-, se cuestionó si estaba contenta con su vida. Lo que siguió, fue un cambio rotundo hacia un día a día con mayor plenitud y bienestar.


Su historia

Jessica se crió en un hogar de clase media colombiana, donde el estudio era una obligación sin posibilidad de cuestionar. En el 2010 aterrizó en la UBA para estudiar diseño gráfico. Sus padres estaban tan felices por la elección que hasta decidieron darle una ayuda económica para que pueda abocarse de lleno a la facultad.



Sin embargo, a medida que la carrera avanzaba, Jessica se daba cuenta de que no era lo que quería. Sentía que no tenía posibilidades de expresarse y que, de seguir adelante, toda su vida iba a estar frente a una computadora cumpliendo horarios de oficina. También se puso a reflexionar sobre las vacaciones, sobre como cada año tachaba los días para irse de viaje y luego volvía a una rutina desesperante que no le gustaba.


Para ese entonces, estaba en pareja con Matías, un estudiante avanzado de jardinería, amante de la naturaleza y la vida tranquila. Con él compartía sus pensamientos y su malestar. Comía mal, casi no dormía, estaba todo el día sentada en la computadora haciendo trabajos.



Un día, cuando llegaron a un asado en la casa de unos amigos ella de desmayó. El médico que la atendió le dijo: "Es estrés. Intentá relajar la mente. Me llama la atención que tantos chicos de tu edad estén pasando por este tipo de situaciones".


En parte, el médico tenía razón. Jessica estaba estresada, pero también tenía fuertes dolores debajo de la costilla derecha que no la dejaban moverse. Era el hígado, pero ella ni siquiera sabía dónde quedaba. No conocía su cuerpo y nunca se había detenido a escuchar las señales que le estaba dando.

Estuvo diez días sin poder levantarse de la cama. Le hicieron muchos exámenes pero no le encontraron nada. Esos días reflexionó sobre sus hábitos y su estilo de vida hasta que sembró la semilla del cambio. Estaba convencida: tenía que "soltar".


El click

"Mi mamá me había inculcado que tenía que ser una súper empresaria para triunfar en la vida y que si no lo lograba iba a fracasar. Y por un momento lo creí. Pero cuando empecé a tomar consciencia de que había otra alternativa me di cuenta de que era libre de elegir cómo quería vivir - dice Jessica- No es algo que sucede solamente en mi familia.

Las ciudades te adiestran para que sigas ese modelo. Todos hacemos lo mismo, a la misma edad y al mismo tiempo".


A los pocos meses de desmayarse abandonó la carrera, se peleó con su familia, que no compartía su decisión, y empezó a planear su nueva vida.

Matías también buscaba un cambio. Se había cansado del ritmo que le exigía la ciudad, del smog, el ruido y la velocidad del día. Juntos empezaron a desintoxicarse y escucharse. De una de esas charlas surgió el deseo de tener un espacio de tierra propia donde vivir, una huerta para hacer su alimento y una fuente de agua.

Con la semilla plantada decidieron hacer un viaje por Misiones. Allí conocieron mucha gente que les abrió los ojos y los impulsó a tomar la decisión de salir a buscar un lugar donde vivir, en una zona rural, alejados de todo. Trabajar sólo para pagar el alquiler, como venían haciendo, les parecía un chiste de mal gusto. Se sentían incómodos con sus vidas actuales, querían cambiar su presente y elegir su destino.


Se cansaron del smog, el ruido y el mal humor de la gente y se instalaron a una zona rural.


Cómo fue el cambio

A fines de 2014 decidieron instalarse en Misiones. Recorrieron la provincia de punta a punta hasta llegar a El Soberbio, una ciudad de 5 mil habitantes que los enamoró al instante.

Durante varias semanas caminaron 30 kilómetros por día para visitar terrenos. En esas recorridas se fueron involucrando con la gente del lugar, que los apodaron con amor y empatía "los cambiantes".
Una tarde llegaron a una chacra y entendieron que era ahí donde querían vivir por muchos años. Tenía un arroyo escondido con un salto de precioso. La compraron y volvieron a Buenos Aires para dar la noticia y ahorrar un poco más de dinero para edificar la casa. A fin de año se mudaron y empezaron de cero a construir su nueva vida.





Matías construyó la casa con ayuda de los vecinos.





Hoy tienen su propia huerta de donde sacan los alimentos que consumen.




Tres años de bienestar

Hoy toman agua de la vertiente, tienen una huerta donde producen su alimento y el resto de insumos que utilizan en el día a día. Llevan una vida muy tranquila y tienen una comunidad de vecinos muy buena con los que comparten los días. Ambos hacen productos naturales (cosmética y productos elaborados con insumos de la chacra) y le dedican mucho tiempo a cuidar la tierra.

Viven sin horarios, sin despertador y rodeados de naturaleza.
Hace cinco meses nació Tao, su primer hijo. El nombre no es casual. Pertenece a la cosmogonía oriental que significa el todo y la nada. El camino. Eso que somos y eso por lo que vamos. Algo que Jessica y Matías traducen como la sorpresa, la búsqueda de felicidad, la nueva vida.



Tuvieron a su hijo en Misiones, hace cinco meses.

fuente

Cómo Cultivas Hierbas en Cáscaras de Huevo


Cómo Cultivar Hierbas En La Cocina con Cascara de Huevo


Por James Colquhoun
Asegurarse que nuestra familia tenga acceso a verduras frescas todos los días es más fácil decirlo que hacerlo. Entre los horarios de trabajo, la familia y espacios restringidos hasta mantener a las plantas de la casa puede ser una tarea desalentadora. Desalentadora tal vez, pero no imposible.

Si tiene acceso a una ventana con suficiente luz, las hierbas pueden crecer todo el año sobre la barra de su cocina. Aunque no tenga el espacio o el tiempo de atender un jardín, cultivar sus propias hierbas puede ser una manera fácil y barata para darle sabor y embellecer sus alimentos diarios.

Hay tantas maneras de cultivar plantas en la casa hoy en día – con gadgets high tech, iluminación y monitores es una manera más cara para asegurar un espacio verde, pero no son la única manera. 

De hecho, cultivar plantas en cáscaras de huevo es una manera fácil y efectiva para asegurarse de que las hierbas tengan un buen comienzo. Aquí está todo lo que necesita saber para comenzar su jardín de cáscaras de huevo.


Cómo Cultivas Hierbas en Cáscaras de Huevo

Lo que necesita:
  • Mitades de cáscara de huevo
  • Cartón de huevos
  • Una variedad de semillas de hierbas
  • Una cuchara pequeña que quepa en las mitades de las cáscaras
  • Una aguja fuerte para perforar la cáscara de huevo
  • Tierra
  • Agua y atomizador
Instrucciones:

1. Separa las cáscaras de huevo usadas. Para quebrarlas bien, utilizando un cuchillo bien filoso rebane la cabeza del huevo, conservando la parte de abajo. Quiere asegurarse de que la apertura sea lo suficientemente grande para ponerle tierra.

Después de vaciar el huevo, limpie bien la cáscara sin dejar residuos que puedan podrirse o crear hongo (incluyendo la membrana).  Una vez limpias las cáscaras, colóquelas en el cartón de huevo para secar.


2. Ahora está listo para seguir preparando la cáscara para las semillas de las hierbas. Inspecciones sus cáscaras, y si es necesario agrande el agujero. Usando una aguja fuerte y picuda, haga un pequeño agujero en el centro del fondo de la cáscara.
Esto servirá de drenaje. Esto también permitirá que las raíces salgan una vez que haya plantado las plántulas.

3. Rocíe el interior de la cáscara con agua, rellene con tierra hasta llenarla.
La tierra debiera estar húmeda pero no demasiado mojada o lodosa. Usando las instrucciones para las semillas como guía, plante las semillas en la tierra y regrese la cáscara al cartón. Coloque el cartón cerca de una ventana con buena luz.


4. Riegue las plantas diario con un aspersor, de acuerdo a las instrucciones de uso de las semillas. Dentro de una semana o dos empezará a ver los germinados salir.

5. Cuando los germinados hayan crecido a aproximadamente 2 pulgadas, pueden estar lo suficientemente fuertes para ser transferidos a un contenedor más grande o al jardín.

Puede hacerlo entresacándolos y colocándolos individualmente en contenedores, o quebrando la cáscara alrededor de la plántula y sembrándola con todo y cáscara. La cáscara los provee de calcio, minerales y nutrientes que fertilizan a la planta. También impiden a caracoles y otras pestes de acercarse.

Tips para asegurar su éxito:

Elija variedades de semillas resistentes – Hierbas como la albahaca, hoja de laurel, perejil francés, cebollín, menta, orégano, romero y tomillo son variedades resistentes que sobrevivirán en interiores.

Plantas compañeras – Plantar ciertas plantas junto a otras también puede ayudarlas a crecer. Investigue cuáles plantas de llevan bien para hacer buenas combinaciones. Plantar caléndulas alrededor de un jardín sirve para alejar plagas.

Buena iluminación es esencial – Encontrar una ventana que tenga buena luz, sin el sol directo, durante unas 4-5 horas diarias ayudará a las plantas a crecer.

No riegue demasiado- Regar demasiado es igual de malo que dejarlas secar. La tierra debiera estar húmeda, pero nunca lodosa o sobresaturada. Siempre tiene que haber buen drenaje ya sea con piedritas en el fondo del sembrador, o un agujero con un recipiente para que no se derrame el agua, así las raíces no se quedan húmedas para crear hongo.

Escasez de nutrientes – La falta de nutrientes puede ser un mayor problema con las plantar de interior que con las de exterior. Asegúrese de rellenar la tierra con fertilizantes naturales o gotas de nutrientes para asegurar que tengas suficientes nutrientes. Agua mineral puede ser una mejor fuente de nutrientes que agua de la llave purificada.

Coseche correctamente- Es especialmente importante cuando las hierbas son jóvenes. Investigue cómo se cosecha cada hierba. Cortarlas demasiado puede afectar su crecimiento, o puede dañar y matar a la planta.

Típicamente, solo una tercera parte de la planta debiera ser cosechada a la vez. Quitarles las flores también puede resultar en un sabor más vibrante.
*Para artículos relacionados y más información, por favor visite la página de Via Organica.

MAS INFO:  http://buenasiembra.com.ar/ecologia/index.html

viernes, 7 de abril de 2017

El Nutricionista de Messi, Entrevista

El nutricionista le brindó una entrevista al diario italiano Corriere della Sera


Cuando en 2015 se conoció la noticia, su nombre se hizo conocido en todo el mundo. A Lionel Messi se lo veía más flaco, distinto y había un motivo: había comenzado un nuevo tratamiento basado en la alimentación con el médico italiano Giuliano Poser. De pocas apariciones mediáticas, el doctor, quien también trató a otros futbolistas argentinos como Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero , le dio hoy una entrevista al Corriere della Sera en la que develó nuevos detalles de su relación con Leo.

"No se trata de cambiar la alimentación de un jugador, de una persona, sino de tener un estilo de vida completamente nuevo. No voy a convertir a uno en un profesional y menos en un fenómeno a Messi por comer de una determinada forma. Es obvio, pero sí puedo hacer que siga siendo Messi durante un tiempo", explicó Poser y detalló los alimentos que debe comer Leo: "Yo hago la puesta a punto a una máquina fantástica a partir del consumo de comida biológica, con variedad de cereales crudos, fruta y verdura de temporada, frutos secos no tostados, aceite de oliva extra virgen, huevos y pescado fresco. Lo importante es que los alimentos estén elaborados lo menos posible".


Messi, junto a Poser.

Messi fue a consultar a Poser tras la final perdida en el Mundial Brasil 2014. Llegó a él por recomendación de Martín Demichelis y asiduamente viaja de Barcelona a Venecia para visitarlo en su consultorio. Su método consiste en obtener la máxima energía de cada músculo de un deportista trabajando de forma individual y personalizada.

Cómo fue cuando se conocieron: "Messi se encontró en una encrucijada. Si quería permanecer a nivel del Balón de Oro, tenía que cambiar", contó Poser, quien brindó detalles de cómo es la relación entre ellos: "Es buena, ninguno de los dos habla el idioma del otro. Nos entendemos. Es difícil saber la relación emocional que tenemos. No sé cómo conseguí su confianza. No soy un mago, ni un brujo, ni un gurú.. detestó estas etiquetas. Me gusta ser considerado como un médico especialista en medicina del deporte". fuente

MAS INFO:  http://buenasiembra.com.ar/salud/terapias-alternativas/el-secreto-de-messi-el-barcelona-fc-1253.html

jueves, 6 de abril de 2017

El malestar emocional se traduce en dolencias físicas.


Mira los daños que sufres cuando te guardas tus sentimientos

Conforme vamos creciendo llega a nuestra mente la idea de parecer fuertes ante los demás, aunque tengamos mil y un problemas en la cabeza. Hoy valoramos poco los sentimientos y dejamos a un lado las ganas de llorar, de expresar nuestro pesar, y todo por temor a romper esa imagen que los demás tienen de nosotros.

¿Quién dijo que la tristeza es sinónimo de debilidad?

Si tú no lloras, tu cuerpo sí lo hará


Yo opino que es todo lo contrario, no hay fuerza en ocultar la verdadera esencia, pues solamente quien es honesto con sus sentimientos es capaz de mostrar a los demás la verdad de su ser; de lo contrario vivirá infeliz, reprimido, y tarde o temprano ese malestar emocional se manifestará en su salud física. No temas mostrar tu verdadera identidad. No importa lo que hagas, la gente siempre hablará. Pero si eres honesto contigo mismo y expresas tu sentir, quienes se queden a tu lado serán las personas que valen la pena.

Reprimir tus emociones creará conflictos con tu pasado

Acumular experiencias negativas es un mal hábito que sufren muchas personas actualmente. Cuando no dejamos ir esos pensamientos negativos éstos se van quedando en la mente y envenenan el alma, amargándonos la vida. Si dejamos de expresar lo que nos molesta en la pareja poco se puede hacer para mejorar la relación y llegar a acuerdos.

Cuando contienes tus lágrimas ese sentimiento que comienza como tristeza y pesar se convertirá en ira y rencor, lo cual traerá a tu vida enorme sufrimiento y pleitos innecesarios. Piénsalo bien.

Quizá al principio te cueste trabajo pero es mejor decir las cosas en el momento oportuno, porque de cualquier manera la verdad saldrá a la luz tarde o temprano. Siempre es mejor hablar con calma, de manera asertiva y sin estallar, en lugar de intentarlo cuando las cosas han llegado a un punto en el que no se pueda solucionar nada.

El malestar emocional se traduce en dolencias físicas

Lo mejor siempre es expresar tu sentir. Si no lo haces tu cuerpo se encargará de hacerte ver que es necesario sacar los sentimientos negativos de alguna manera, y lo hará a través de enfermedades y dolor físico.

Existe una amplia relación entre el malestar de algunos órganos y nuestros sentimientos negativos. Aquí mencionaré algunos:

La preocupación y el miedo suelen tener relación directa con problemas en los riñones y la vejiga.

La ira acumulada se manifiesta con daños en el hígado

La tristeza daña los pulmones


Quienes tienen problemas de ansiedad suelen manifestar malestar estomacal.

Las emociones que no se expresan, la ira acumulada, la depresión y todo lo que altera nuestra mente siempre buscará salir de nuestro cuerpo, muchas veces a través de la enfermedad. Es preferible ser abiertos y decir lo que sentimos en el momento oportuno, lo contrario podría acarrear problemas graves a nuestro organismo.

Muchas personas logran canalizar ese estrés y esa ansiedad mediante la meditación, la actividad física, el yoga o cualquier tipo de disciplina que ayude al control de las emociones. El cambio se da poco a poco, con constancia, disciplina y esfuerzo. Deja de pensar que eres débil por expresar tu sentir, pues tiene mayor valor y mérito quien se muestra tal como es.

Para estar bien debes dejar ir lo que no sirve

Esto lo hemos repasado en muchas ocasiones: tenemos que dejar esos apegos negativos, es importante hacer a un lado todo aquello que nos debilita. Es cierto que debemos tomar en cuenta nuestras experiencias dolorosas para crecer, pero quédate solamente con el aprendizaje, no con el dolor. La mayoría de las veces la infelicidad es producto de nuestros actos u omisiones.

Si no perdonamos no podemos ser felices, el rencor nos atrapa en ese momento lleno de dolor, y estancarnos en el pasado es lo peor que podemos hacer. Si quieres superar todo pesar aprende a perdonar y verás que la carga de tus hombros se hará menos pesada.

Tu cuerpo te avisa cuando algo no está bien


Aprende a escuchar a tu cuerpo, pues te mandará señales cuando la situación sea complicada. Recuerda que para evitar malestares, enfermedades y dolores físicos de este tipo debes sanar tu mente; no olvides que todo en nuestro organismo está conectado y todo lo que nos daña por dentro se manifestará por fuera, si no aprendemos a lidiar con ello.

 ¿No sabes cuál camino tomar?, fíjate en tu salud
¿Eres infeliz donde estás?, trabaja para cambiar.


Si tu vida se siente vacía lo mejor es valorar y reconectar con tus emociones para que puedas vivir en armonía. Recuerda que tu bienestar también está ligado al de tu familia y al de todos los que te rodean.

Espero que después de conocer lo que pasa en tu cuerpo seas capaz de mejorar y trabajar para estar bien mentalmente. Deja de pensar que esos dolores de cabeza repentinos son casualidad, identifica las señales de tu cuerpo y sana esas heridas emocionales que no te dejan vivir en paz.
Vía » lacaja.guru

MAS INFO: http://buenasiembra.net/salud/autoayuda/index.html