Buenasiembra - La Revista de Acuario

Noticia Dislocada -

sábado, 8 de mayo de 2010

Conversaciones con los Espíritus de la Naturaleza



Extracto del Libro: “Conversaciones con los Espíritus de la Naturaleza” – Entrevistas Directas a 17 espíritus naturales”… 

Por: Verena Staël von Holstein, entrevistada por Wolfgang Weirauch (W.W.)

Los Seres Naturales Participantes: 


1.      El Grande: miembro de las jerarquías, ligado al ser humano y su libertad, guardián de las fuerzas del bien. 

2.      Kapuwu, el Pétreo: ligado a la piedra, guardián del suelo de la región. 

3.      Etschewit, el Mojado: Nöck ligado al agua. Espíritu protector y expresión espiritual del agua en la cuenca fluvial. 

4.      Wallininju, el Aéreo: ligado al aire, instancia superior de los espíritus del aire de la cuenca fluvial. 

5.      Echnaton, el Fogoso: ligado al fuego, guardián del fuego hogareño. 

6.      Müller: ligado a la madera, espíritu doméstico del molino. 

7.      Quadrom: espíritu doméstico de la planta superior del molino, responsable por la calefacción. 

8.      Kollii, el del Pantano: espíritu de la ciénaga, ligado al bosque húmedo, espíritu protector del monte de la ciénaga. 

9.      Gnunno, el Verde: ligado a las plantas y los árboles, instancia superior. 

10.  El Pardo: ligado a los animales de corral, espíritu protector de los animales de corral de la región. 

11.  Eichbine: ligado a los robles (= “Eiche” en alemán), espíritu protector de los robles del pueblo. 

12.  Madelein, la Dama del Pino: ligada a los pinos. Espíritu protector  de los pinos en las tierras vírgenes cercanas. 

13.  Luz de Luna, la Plateada: ligada a la plata, ex espíritu protector de una mina de plata en la zona de Harz. 

14.  El Ser del Papel: ligado al papel, aspecto espiritual de todo papel portador de información. 

15.  Knut, el Arenoso: ligado a la arena, hermano desigual del Pétreo. 

16.  Hombrecito del Vidrio: guardián del vidrio a nivel terreno y de la materialidad fina. 

17.  Kahain, el Niño de la Sal: ligado a la sal, aspecto de las acumulaciones de sal en la zona. 

Extractos de algunas conversaciones:


W.W.: ¿Cómo nace un espíritu de árbol?


Müller: El espíritu de árbol nace en el momento en que brota la bellota. En ese momento se crea un nuevo espíritu de árbol, a partir del conjunto de espíritus de árbol. Hasta entonces los espíritus de árbol se encuentran en un plano espiritual diferente. Antes nos encontramos en el cuerpo etéreo de la Tierra y luego emergemos del mismo. 

W.W.: ¿De dónde proviene el nombre Müller (molinero en alemán)? 
Müller: Yo lo inventé. 
W.W.: ¿Por qué?
Müller: Porque pega. 
W.W.: ¿Vosotros les hacéis bromas a los seres humanos? 
Müller: Con sumo placer. Eso nos divierte. Por ejemplo, los hacemos tropezar o tumbamos algo. 

W.W.: ¿Qué es lo que percibes cuando un ser humano cocina?
Müller: Esa interacción entre la alimentación y la salud y la enfermedad es parecida a la estructura de una casa. Si el ser humano pudiera contemplar mejor su cuerpo como una casa, no maltrataría tanto a su cuerpo. Es lo que siempre hace cuando le suministra sustancias raras a su cuerpo…

… El cuerpo es importante, le da una casa al ser humano y lo peor que le puede dar al cuerpo es humo. Si le suministráis humo al cuerpo, le suministráis la muerte. Para el cuerpo el humo es lo peor: cigarrillo o como se llamen. Con los cigarrillos, vosotros intentáis convertir lo material en más material aún. Con la alimentación vosotros modificáis vuestra casa totalmente personal. Para nosotros eso es muy apasionante de ver, ante todo cuando embellecéis esa casa. 

W.W.: ¿Las nereidas y las ninfas son ondinas? 


El Mojado: No, ninguna de las dos son ondinas. Las nereidas habitan en agua salada, las ninfas en agua dulce, mientras que las ondinas son el agua propiamente dicha. Las nereidas y ninfas son seres que pertenecen al agua. Se ocupan del agua, son una vertiente, pero el agua en la vertiente son las ondinas. ¿Entiendes eso? Las ondinas también están en las plantas, las ondinas pueden ser muy pequeñas. Ellas son los químicos y transportan la vida, mientras yo administro la vida. Esa es la diferencia entre nosotros. 

W.W.: ¿Puedes describirnos un poco el mundo etéreo en el que vives? 
El Mojado: Si no lo describiera con vuestros conceptos, entonces se trataría de formas blandas, esfumadas, figuras que se parecen a bandas de telas de diferentes coloridos, colgadas. En el mundo etéreo no existen los contornos exactamente delimitados. Son como imágenes tridimensionales de sustancia espiritual y entre esas imágenes nos movemos nosotros. Para vosotros el agua por lo general es algo acogedor, pero si se contempla el agua desde adentro, entonces tiene algo totalmente estructurado. El agua parece una estructura de muchas varillas. Son varillas de colores. Son estructuras de sonido pero espaciales. Uno tiene que imaginarse que se encuentra dentro de la música. 

W.W.: ¿Habrá muchos seres humanos que accedan a visiones suprasensoriales? 
El Mojado: En el futuro muchos seres humanos tendrán visiones, en la actualidad ya hay muchos niños que tienen visiones. Y si no les es borrado el hábito de tener esas visiones, entonces también las conservarán para el resto de sus vidas. Progresivamente el tiempo se hará más delgado, y con ello se tornará más traslúcido.
La humanidad se dividirá cada vez con mayor claridad en dos grupos, existirán los hermosos y los feos. La belleza en el futuro se convertirá en una imperiosa necesidad. Saldrá de lo abstracto, tal como aún la contempláis vosotros y entonces se convertirá en contenido de la vida. La vida será bella, tendrá sentido y no sólo tendrá la belleza superficial de una vestimenta hermosa, sino que la belleza se convertirá en necesidad intrínseca. 

Las tempestades llevan pensamientos
W.W.: ¿Puedes decir algo sobre la manera en que surge una tempestad? 
El Aéreo: En la actualidad muchas tormentas se forman para transportar ideas de Europa Central al Cercano Oriente. El transporte de pensamientos es una de las funciones de las tempestades. Por otro lado, ahora se están formando tormentas para incentivar al agua. Eso ocurre de común acuerdo con los grandes espíritus del agua y con nosotros. Vienen determinadas informaciones de la esfera calórica, que nosotros los espíritus del aire acogemos y esas informaciones las transmitimos al agua a través de las líneas de flujo. A continuación vienen los seres de las piedras, que se hacen cargo de esas informaciones para formar con ellas las estructuras de la Tierra. Aquí se topa el accionar de las jerarquías que inician ese proceso, con el accionar de los espíritus elementales. Para que esto ocurra, se suman las voluntades de los diferentes seres. 

Música Celestial
W.W.: ¿También existe la música celestial? 


El Aéreo: Sí. 
W.W.: ¿Puedes describirla brevemente, por favor? 
El Aéreo: Tú la oyes todas las noches. Pero vosotros los seres humanos sois incapaces de recordar. Sin embargo, ese tiempo vendrá. Escucha a Mozart, él es el que más se aproxima a esa música celestial. 

W.W. ¿Cómo se produce la música celestial y cómo actúa sobre vosotros? 
El Aéreo: Los seres del aire no estamos tan interesados en la música. Nosotros la transportamos sobre la Tierra. Los tonos acercan a los ángeles y eso también es hermoso. El agua está más cercana a la música. El vidrio es música solidificada. 

W.W.: ¿Existe una diferencia entre la música que producen los seres humanos con instrumentos acústicos y la música electrónica que sale del parlante? 
El Aéreo: Hay una diferencia extrema. Es una cuestión espacial. La música solo está bien cuando se la escucha allí donde se la interpreta. La música tiene carácter local. Si es transportada a través de un CD, no es nociva, pero en realidad ya no es música sino ruido. La música solo es música en el momento de su producción. Pero la música producida electrónicamente no es nociva. 

W.W.: A muchos seguramente les sorprenderá que vosotros los espíritus de la naturaleza conocéis la música producida electrónicamente. 
El Aéreo: Nosotros la tenemos que transportar. Vosotros nos la imponéis permanentemente. 

La Llama

W.W.: ¿Puedes decir algo sobre tu ser? 
El Fogoso: Yo soy la llama. 
El Fogoso: ¿Qué funciones tienes? 
El Fogoso: Yo ardo. Esa es mi principal tarea. Y en mi contemplación yo les posibilito a los seres humanos una mirada directa al mundo espiritual. Si tú hundes la mirada en una llama, miras al mundo espiritual. En forma bien directa. Además caliento diversas cosas. Y también soy el símbolo del amor, porque el calor es el amor. Además hago madurar los frutos y esa es una tarea extraordinariamente polifacética. En las diferentes estaciones del año, siempre y cuando concuerde con la posición de los planetas, tejo calor en torno al mundo. Y entonces los frutos serán buenos. 

Quema de Libros 

W.W.: ¿Qué ocurre cuando un ser humano toma un trozo de papel y escribe sobre el mismo? 
El Ser del Papel: No sólo escribe sobre el papel sino también en el éter universal. Y eso no se puede borrar jamás. Hay dementes que mandan quemar libros creyendo que con eso eliminan su contenido pero logran justamente lo opuesto, ya que inscriben con fuego el contenido de esos libros en el éter universal. 

W.W.: ¿Eres un ser o tienes muchos Subs?
El Ser del Papel: Yo soy un ser y soy muchísimos seres. Cada libro está relacionado con un aspecto de mi ser, pero esos no son Subs como los de los seres domésticos. El papel es algo uniforme, en última instancia, todo papel es solo un papel. Sólo que se encuentra dividido en infinidad de pedazos. En cierto modo, yo también soy responsable del archivo digitalizado de datos aunque no del todo, pero tampoco soy totalmente ajeno al mismo. 

W.W.: ¿Qué diferencia hay entre un libro con un contenido bello y uno con un contenido malo? 
El Ser del Papel: Eso es muy simple, eso lo sabe cualquier niño. Cuando abre un libro que le gusta, se encuentra con sus amigos. En cambio, cuando abre uno que es malo y le desagrada, entonces se encuentra con sus enemigos. El papel encierra mundos. 

Los seres de la fealdad
W.W.: Hombrecito del Vidrio, ¿puedes venir un momento? 


Hombrecito del Vidrio: Primero tienes que darme un nombre para el día. 
W.W.: ¿Por qué? 
Hombrecito del Vidrio: El Hombrecito del Vidrio recibe un nombre diferente cada día. De lo contrario, se pone caprichoso. 
W.W.: ¿Puede ser un nombre humano? Entonces te pongo Gamila. 
Hombrecito del Vidrio: Qué bueno, es un lindo nombre. 
W.W.: Es cierto que es un nombre femenino, pero en árabe significa “bella”. ¿Puedes decirme algo acerca de los seres de la fealdad, que son necesarios para que exista la belleza en la creación artística? 
Hombrecito del Vidrio: Vosotros los seres humanos debéis intentar comprender estos fenómenos. Vosotros sois, en casi todos los aspectos, el punto sobre el cual apoya la balanza. Esa es vuestra existencia. Vosotros decidís si os inclináis más hacia Lucifer o Ahriman. Debéis intentar manteneros en el centro. Cuando veis belleza, tiene que haber fealdad. Sin la fealdad no puede existir la belleza. Aún es así que un aspecto no puede existir sin el aspecto opuesto. Cuando vosotros generáis belleza, ésta es devorada por los seres de la fealdad y de ese modo la belleza se hace más bella aún. Eso es muy importante. Y rige casi en todas partes.

Los espectros 

W.W.: Cuando un grupo humano pronuncia durante cierto tiempo gran cantidad de mentiras, ¿los demonios de la mentira creados permanecen en el entorno de ese grupo humano? 
El Mojado: Cuando una comunidad humana produce mentiras(noticiarios, por ejemplo), cuando se entrega a determinadas mentiras, se forman demonios más grandes. Esos seres se llaman espectros. Si esos espectros no son procesados por el grupo humano a través de pensamientos positivos, siempre vuelven a esa comunidad y también se encuentran con las personas después de la muerte e incluso en su próximo nacimiento. 

W.W.: Supongamos que uno crea un demonio de la mentira o un espectro, ¿Cómo se lo puede volver a eliminar del mundo? 
El Mojado: Si uno ha mentido sin quererlo, entonces es bueno desmentir lo dicho enseguida. Si después de una mentira de ese tipo uno agrega un pensamiento bueno, entonces se equilibra la relación y el demonio de la mentira se vuelve a disolver. En el caso de los espectros, es mucho más complicado, porque es muy difícil inducir a todo un grupo humano a los mismos aspectos positivos. Por eso es mucho más difícil que se disuelvan los espectros. Los yoes humanos son libres y si hoy en día una comunidad humana crea un espectro por medio de una mentira colectiva, es difícil para los yoes libres volver a encontrarse al día siguiente con intenciones contrarias. Pero si algunos individuos de esa comunidad se esfuerzan, también pueden surgir seres positivos, que entonces emprenden una lucha con los espectros. Los espectros y las luchas con ellos son una carga para el karma de la Tierra, para todo el ámbito terrestre, y actualmente hay muchos de esos enfrentamientos que también provocan tormentas. En esas luchas, las huestes micaélicas participan del lado del bien. 

Vivimos en la época de la Ascensión 



W.W.: ¿Qué significa la Ascensión del Señor para los seres humanos y la Tierra? 
El Mojado: La Ascensión es ahora, vivimos en la época de la Ascensión. La Ascensión significa, que el ser crístico se combina con el éter terrestre. Para nosotros los seres etéreos eso es casi lo mismo que para vosotros la Pascual. Para nosotros es una especie de resurrección. Y ahora la resurrección en lo etéreo es perceptible. El Cristo etéreo ahora deambula con nosotros en el mundo etéreo. 

Luz de Luna, La Plateada


W.W.: ¿Puedes describir tu ser? 
La Plateada: Yo soy el aspecto personal de la plata. La plata es el correlato de una potencia cósmica. La plata es una existencia planetaria que se expresa en la Tierra. Sin las fuerzas de la plata, la Tierra carecería de pasado. 
W.W.: ¿La plata conserva el pasado? 
La Plateada: La plata refleja la luz y conduce el calor y gracias a ellos se puede conservar y atesorar el pasado. 
W.W.: ¿Y cómo viajaste hasta acá? 
La Plateada: A través de la Tierra. Yo viajo a través del metal y cuando no hay metal, entonces construimos un puente de plata. 
W.W.: ¿Qué es ese puente de plata? 
La Plateada: Es un arco iris de plata etérea; cruzando ese puente de plata, puedo volar de un lugar a otro. 
W.W.: ¿Por favor, puedes describir brevemente tus tareas? 
La Plateada: Yo tejo una red plateada en torno al ser que protejo para que pueda realizar sus actividades con la menor interferencia posible. 
W.W.: ¿Te refieres a una protección contra demonios? 
La Plateada: Ante todo contra espectros, no contra demonios. Los demonios son demasiado finos y pueden atravesar una red como esa. Es como un colador de cocina: la arena fina pasa a través del colador. 

Cortar el pasado con un cuchillo de plata
W.W.: ¿Qué secretos guardan los seres de los metales? 
La Plateada: La plata es el cuchillo espiritual y guarda el pasado. Nosotros podemos separarte de tus raíces espirituales. 
W.W.: ¿Eso significa que podríais separar a un ser humano de su karma? 
La Plateada: También. 
W.W.: ¿Se suele hacer a veces? 
La Plateada: A los practicantes de la magia negra les gusta hacerlo. A veces también es necesario disolver mínimas partes del karma en un sentido positivo, por ejemplo para cortar relaciones madre-hijo superadas. En cada unión antigua que necesita urgentemente de un corte, se puede cortar la unión con un cuchillo de plata. Las imágenes de los antiguos druidas, que cortaban con un cuchillo de plata son bien reales. 
W.W.: ¿Quién os otorga la misión de realizar ese tipo de cortes kármicos? 
La Plateada: Los seres humanos iniciados y el Grande presta su ayuda. Los magos negros naturalmente no convocan al Grande, sino a su contrario. 

La sal cristalina (sal marina), la sal yodada y la conciencia del ser humano


W.W.: ¿Cómo actúa la sal cristalina sobre la conciencia del ser humano? 
El Niño de la Sal: Estructuando. Posibilita los procesos de conciencia, los procesos de formación del yo, la clarificación, el reconocimiento del yo en general, el acceso al yo humano. Un cuerpo sin sal no podría ser portador de un yo. 

W.W.: ¿También se puede ingerir sal en exceso? 
El Niño de la Sal: Sí. Hoy en día la gente ingiere demasiada sal. Ante todo consume sal contaminada. 
W.W.: ¿A qué te refieres? 
El Niño de la Sal: A la sal yodada. Los seres humanos le adicionan una impureza a la pureza espiritual de la sal. Y es sumamente importante tener en claro que al ingerir sal impurificada, uno impurifica su propio yo. Distinto es cuando uno ingiere sal marina. Pero la sal yodada artificialmente es un acto masivo de las entidades ahrimánicas, que han convencido a los seres humanos responsables que yodaran la sal. 
W.W.: ¿Qué ocurre con el ser humano cuando ingiere sal yodada? 
El Niño de la Sal: Modifica sus capacidades para reconocer su yo. Se hace mucho menos transparente. El yodo en estado original no es un cristal. El yo es recubierto por el yo con una cubierta de yodo. La sal yodada hace más difícil el acceso a las propias fuerzas del yo. 
W.W.:¿O sea que el yodo hace que el ser humano sea menos lúcido frente a su yo?
El Niño de la Sal: Sí. Esa es una buena definición. 
W.W.: ¿Eso hace que le cueste encontrarse a sí mismo, encontrar por ejemplo la misión que se ha impuesto a sí mismo antes de nacer.
El Niño de la Sal: Así es. Sería grave si se usara sal yodada en el bautismo. ¿Puedes ocuparte de que en la Comunidad de Cristianos ya no se realicen bautismos con sal yodada?
W.W.: Podría intentarlo, ¿pero realmente se hace en la Comunidad de Cristianos? 
El Niño de la Sal: No todos los sacerdotes tienen conciencia del problema. 
W.W.: ¿Cuál es la sal que hay que usar? 
El Niño de la Sal: Sal mineral. La sal común de salina. 
V. Stael von Holstein: Hay que tener mucho cuidado, porque ya existe la sal marina yodada y eso incluso en los negocios naturistas. Tiene que ser sal pura, no yodada o sal marina normal. El yodo natural que se encuentra en el mar tiene otro tipo de origen y no causa daño. Las sales más baratas por lo general son las mejores. Lo que rige para el yodo naturalmente también rige para el flúor. 
El Niño de la Sal: El flúor es un halógeno. Los halógenos les facilitan a las entidades ocupantes el acceso a los seres yoicos de los seres humanos. 
W.W.: ¿Qué seres son esos? 
El Niño de la Sal: Son muchos. Existen invasiones positivas por parte de seres negativos que conducen a la genialidad y que son necesarios en parte. La genialidad responde a una ocupación por entidades luciféricas superiores que no han podido hacer sus propios procesos y ahora tratan de recuperarlos en esos seres humanos. Y luego existen las ocupaciones del ámbito de los fantasmas y demonios que a veces sólo son pasajeras. Por el otro lado también existen personas que se encuentran permanentemente poseídas. Es un enorme deseo del mundo de los Otros, que la mayor cantidad posible de seres humanos esté permanentemente poseída. Porque de ese modo pueden tener una influencia mucho mayor. En una parte de las personas alcanza con mantenerlos en estado nebuloso. A las personas un poco más activas y despiertas intentan instarlas a realizar actos nocivos por medio de una ocupación. ¡Nunca te olvides, ser humano, que eres libre y si te dejas invadir, después deberás responder por ello!
W.W.: O sea que la sal yodada y fluorada es una jugada genial de los adversarios. 
El Niño de la Sal: Es realmente genial. 

Seres Elementales Superiores o Armónicos


W.W.: ¿Desde cuándo existen esos seres elementales armónicos en nuestra esfera? ¿Hace poco?
El Grande: Sí y no. Las condiciones se vienen preparando hace mucho tiempo, pero los seres recién se manifiestan más claramente ahora porque el ser humano recién ahora pudo descubrir su yoidad, aunque sea en forma germinal. Y un grupo de personas puede crear los espacios espirituales correspondientes para ellos. Los seres propiamente dichos, por supuesto, ya existen hace mucho, aunque fuera del tiempo. En el ámbito humano recién aparecen, sin embargo, desde que se desarrolla el alma conciente del ser humano y ha terminado el período oscuro. Durante ese período oscuro eso no era posible. 

Contemplar la Naturaleza amorosamente
W.W.: Rudolf Steiner habla de que cuando un ser humano mira un árbol con la mente ausente, los seres elementales se introducen en la persona, permaneciendo en ella hasta su muerte y no son liberados después de la muerte de la persona sino que vuelven a ser hechizados o atrapados en el mundo físico. En cambio cuando una persona contempla un árbol en su belleza, los seres elementales también se meten en la persona, pero después de su muerte quedan liberados del mundo material. ¿Es eso así? 
Müller: Sí, esa es una de las leyes fundamentales de la naturaleza y del mundo espiritual. Si quieres, puedes disolver toda la Tierra mirándola en forma amorosa y con conciencia. Si todos los seres humanos cumplieran este proceso de manera prolongada e intensiva, algún día toda la materia habría desaparecido. 

W.W.: ¿Puedes describir cómo se alegra un ser elemental cuando un ser humano contempla amorosamente una piedra, una flor, un lago, un árbol u otros elementos de la naturaleza? 
Müller: La alegría es universal. Ellos se alegran igual que tú, cuando tú te alegras. Ese ser siente calor en su interior, se ilumina por dentro. 

La Fiesta de Micael (La Fiesta de la Luz)
W.W.: ¿Qué puede hacer el ser humano para aproximarse a ese proceso (La Fiesta de la Luz) con su conciencia? 
El Grande: ¡Sé luminoso! - ¿Y ahora querrás saber cómo se puede ser luminoso? Combate los pensamientos oscuros en ti y combátelos todos los días, durante las 24 horas. Eso naturalmente rige para cualquier ser humano. Si desalojas la oscuridad, entonces hay lugar para la luz en ti. Si quieres transmitírselo a los niños, llévales luz, historias luminosas. Cuéntales cuentos que te alegran. Y ríe mucho, pues la risa es la expresión sonora de la luz. No vivas en cuevas, vive en casas luminosas. – Esa fue una hermosa pregunta para mí. 

El Pardo (El Guardián de los Animales)

W.W.: ¿Puedes decir algo sobre ti mismo y tus tareas? 
El Pardo: Mis seres humanos me llaman el Pardo porque para ellos soy marrón, pero yo mismo no me doy ningún nombre. A lo sumo me llamo como el animal que justo estoy atendiendo. Mi tarea consiste en ocuparme de los animales criados por los seres humanos de esta región. Estos son cerdos, vacas, ovejas y en menor medida, perros y gatos. De los perros y gatos no necesito ocuparme tanto, ya que se acercan mucho al ser humano y en el fondo se enamoran de él. A las aves también las cuido, pero para ello tengo como fiel ayudante a Witschweidida, la Gris, una dama de los pájaros, que es tan tímida, que no quiere manifestarse aquí. Cuando ella tiene problemas, recurre a mí. 

W.W.: ¿Qué se genera entre un animal y un ser humano cuando traban amistad? 


El Pardo: Un nuevo pedazo de amistad que puede crear espacio para otros seres. Se trata de seres positivos, pertenecientes al espíritu ascendente. En el momento en que el ser humano traba amistad con el animal y el animal con él – la amistad tiene que ser buscada por ambas partes – se crean espacios. Y como los espacios espirituales siempre se llenan con seres, en esos espacios se introducen entidades que tú asignarías al grupo de los seres elementales armónicos.  

Editado por: Gloria Helena Restrepo C.