MI BLOG de BS RSS Feed

BUENASIEMBRA

martes, 14 de junio de 2011

Richard Roberts: “El fármaco que cura del todo no es rentable”


Premio Nobel Richard Roberts: enfermedades crónicas tienen cura pero hay lobby de laboratorios y políticos


El premio Nobel de Medicina 1993 afirma que muchas de las enfermedades que hoy son crónicas tienen cura: “los laboratorios prefieren esperan, con la complicidad de los políticos”.


Richard Roberts: “El fármaco que cura del todo no es rentable”


Richard Roberts, denuncia que las farmacéuticas se dedican a desarrollar medicinas que no curan del todo, sino que cronifican la enfermedad.

Afirmaba Richard J. Roberts que muchas de las enfermedades que hoy son crónicas tienen cura, pero los laboratorios prefieren esperan.

Y añade que los poderes políticos lo saben, pero las multinacionales compran su silencio financiando hasta campañas electorales.

- ¿Qué modelo de investigación le parece más eficaz, el estadounidense o el europeo?


- Es obvio que el estadounidense, en el que toma parte activa el capital privado, es mucho más eficiente, pero tengo mis reservas.

- Le escucho.

- La investigación en la salud humana no puede depender tan sólo de su rentabilidad económica. Lo que es bueno para los dividendos de las empresas no siempre es bueno para las personas.

- Explíquese.

- La industria farmacéutica quiere servir a los mercados de capital…

- Como cualquier otra industria.

- Es que no es cualquier otra industria: estamos hablando de nuestra salud y nuestras vidas y las de nuestros hijos y millones de seres humanos.

- Pero si son rentables, investigarán mejor.

- Si sólo piensas en los beneficios, dejas de preocuparte por servir a los seres humanos.

- Por ejemplo…

- He comprobado como en algunos casos los investigadores dependientes de fondos privados hubieran descubierto medicinas muy eficaces que hubieran acabado por completo con una enfermedad…

- ¿Y por qué dejan de investigar?

- Porque las farmacéuticas a menudo no están tan interesadas en curarle a usted como en sacarle dinero, así que esa investigación, de repente, es desviada hacia el descubrimiento de medicinas que no curan del todo, sino que cronifican la enfermedad y le hacen experimentar una mejoría que desaparece cuando deja de tomar el medicamento.

- Es una grave acusación.

- Pues es habitual que las farmacéuticas estén interesadas en líneas de investigación no para curar sino sólo para cronificar dolencias con medicamentos cronificadores mucho más rentables que los que curan del todo y de una vez para siempre.

Y no tiene más que seguir el análisis financiero de la industria farmacológica y comprobará lo que digo.

- Hay dividendos que matan.

- Por eso le decía que la salud no puede ser un mercado más ni puede entenderse tan sólo como un medio para ganar dinero. Y por eso creo que el modelo europeo mixto de capital público y privado es menos fácil que propicie ese tipo de abusos.

- ¿Un ejemplo de esos abusos?

- Se han dejado de investigar antibióticos porque son demasiado efectivos y curaban del todo. Como no se han desarrollado nuevos antibióticos, los microorganismos infecciosos se han vuelto resistentes y hoy la tuberculosis, que en mi niñez había sido derrotada, está resurgiendo y ha matado este año pasado a un millón de personas.

- ¿No me habla usted del Tercer Mundo?
- Ése es otro triste capítulo: apenas se investigan las enfermedades tercermundistas, porque los medicamentos que las combatirían no serían rentables. Pero yo le estoy hablando de nuestro Primer Mundo: la medicina que cura del todo no es rentable y por eso no investigan en ella.

- ¿Los políticos no intervienen?
- No se haga ilusiones: en nuestro sistema, los políticos son meros empleados de los grandes capitales, que invierten lo necesario para que salgan elegidos sus chicos, y si no salen, compran a los que son elegidos.

- De todo habrá.

- Al capital sólo le interesa multiplicarse. Casi todos los políticos – y sé de lo que hablo- dependen descaradamente de esas multinacionales farmacéuticas que financian sus campañas. Lo demás son palabras…
 30 abril 2011



-

Beneficios farmacéuticos se anteponen a bienestar de los consumidores


Si usted tiene un larga y discapacitante enfermedad incurable, pero tratable, su infortunio es ideal para las compañías farmacéuticas.

Mientras que usted esté sufriendo de forma indefinida, también estará comprando costosos fármacos para hacer su enfermedad “manejable”.


La “gestión” de las enfermedades es la tendencia en la medicina convencional, y es el principal mensaje que las empresas farmacéuticas y el mercado de los medios de comunicación graban en el cerebro a los consumidores. “Usted tiene un trastorno mental? Eso está bien. Se puede vivir una vida normal, si tomas estas pastillas todos los días.”

De acuerdo con los autores de “AIDS: Una Segunda Opinión” (“AIDS: A Second Opinion”) Gary Null y James Feast, los beneficios de las compañías farmacéuticas “se apilan mejor” cuando la gente tiene que sujetarse a tratamientos indefinidamente por una enfermedad incurable.

El VIH, por ejemplo, es una mina de oro relativa, ya que las personas VIH-positivas tienen que tomar drogas “cócteles” todos los días, incluso antes de que desarrollen síntomas del SIDA.

Luego los beneficios multiplican cuando las personas desarrollan plenamente el SIDA debido a que tienen que tomar medicamentos para tratar las infecciones oportunistas, además de su cóctel de fármacos diarios.


Muchas personas creen que la codicia de las compañías farmacéuticas de ganancias están por encima de su deseo de ayudar realmente al público, y que esta obsesión por el lucro, ha dado forma – y continúa dando forma – a la medicina convencional como la conocemos.

La conclusión es simple: como la revista Life Extension Magazine dice, “los problemas de comercialización con frecuencia superan a la ciencia médica en las decisiones de las compañías farmacéuticas”.

La medicina moderna es una plataforma con fines de lucro, no de salud


Esto tiene consecuencias que son más graves de lo que uno podría pensar, especialmente teniendo en cuenta el papel decisivo que las empresas farmacéuticas juegan en la medicina convencional.

“El Dr. Emmette Miller escribe: “Tenemos que recordar que la investigación de la mayoría de médicos en este país es financiada por las compañías farmacéuticas que buscan nuevos medicamentos que puedan producir y vender.”


Aunque, las cosas no fueron siempre así. En su libro, “Sobredosis en América” (“Overdosed America”), el Dr. John Abramson describe el paso de la investigación médica desde el mundo académico a la esfera comercial: “Como la función de la investigación médica en nuestra sociedad se ha transformado de una actividad fundamentalmente académica y científica a una fundamentalmente comercial, el contexto en el que se lleva a cabo la investigación también ha cambiado: desde las universidades financiadas principalmente con fondos públicos, hacia las universidades financiadas principalmente por fuentes comerciales, y finalmente la investigación  realizada por organizaciones independientes, sin fines de lucro, contratas directamente por compañías farmacéuticas.

Las tres mayores agencias de publicidad, Omnicom, Interpublic y WPP, ha comprado o invertido en las empresas con fines de lucro que llevan a cabo investigación clínica “.

En mi opinión, las agencias de publicidad que tienen vínculos financieros con las empresas que realizan ensayos e investigación clínica – se supone que las empresas farmaceúticas llevan a cabo investigaciones objetivas – incurren en flagrante conflicto de intereses, sin embargo, es lo que ocurre en los Estados Unidos.

De hecho, según el Dr. Abramson, en el año 2000, sólo un tercio de toda la investigación médica se llevó a cabo en las universidades y los centros médicos académicos.


Dado que, de acuerdo con estas y otras fuentes, las compañías farmacéuticas son las que mayormente financian la investigación médica, los científicos se ven obligados a centran principalmente su tiempo y esfuerzo en los tratamientos más rentables, pero no necesariamente más eficaces.

A pesar de que una hierba, que por su naturaleza, no pueden ser patentada, puede tratar e incluso curar una enfermedad, las compañías farmacéuticas NO financian la investigación o la comercialización de ella, dejando al público ignorante de los beneficios de las hierbas medicinales y de igual modo, en gran medida, rechaza las vitaminas y los minerales: no les son rentables



Lobby feroz en laboratorios farmaceúticos mexicanos | malcolmallison

11 Nov 2010 malcolmallison. 10157. Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que Lobby feroz en laboratorios farmaceúticos
lamula.pe/2010/11/…/lobbyfarmaceuticos…/malcolmallisonEn caché
mexicanos

medicina como negocio. fitoterapia. lobbies farmaceuticos

malcolmallison. Just another Lamula.pe weblog Lobbies farmaceuticos globales al ataque!!!… la salud de la gente no vale un comino …
malcolmallison.lamula.pe/…/medicina-como-negocio-fitoterapia-lobbies-farmaceuticos

No hay comentarios: