Entrada destacada

La Cúrcuma Sana el Cáncer y no mata a los Pacientes....

Mejor que la quimio: la cúrcuma mata el cáncer y no a los pacientes ...

BUENASIEMBRA

jueves, 21 de abril de 2016

La palabra “jade” sugiere misterio

Símbolo eterno de la grandeza

La antigua cultura china ha venerado durante siglos al jade, es considerado la piedra de la salud, la riqueza y la longevidad. Tradicionalmente, el jade simboliza las cinco virtudes de la humanidad: sabiduría, justicia, compasión, modestia y valentía. Por lo tanto, se utiliza para mantener el equilibrio emocional, la resistencia, el amor, la fidelidad, la humildad, la generosidad, la paz, la armonía, la valentía, la sabiduría, la justicia y la misericordia.

El jade se conoce como andrógino, por lo tanto, se considera que tiene un pulso constante y moderado de energía curativa. Se encuentra en diferentes colores y se puede utilizar en el chakra apropiado según su color. Propiedades comunes a todos los colores de Jade incluyen su capacidad de calmar nuestra existencia.

Nos ayuda a deshacernos de los pensamientos y la energía negativa. Es muy beneficioso para el corazón en ambos sentidos: físicos y espirituales. Es una piedra muy protectora y mantendrá a su portador fuera de peligro. El jade nos conecta a la energía de la tierra y controla nuestros instintos físicos. El jade es una piedra de humildad.

La palabra “jade” sugiere misterio

En chino, “jade” (yü) se emplea para referirse a una piedra hermosa y delicada, de color cálido y lustroso, y tallada con destreza y primor. En la cultura china, el jade representa la nobleza, la perfección, la constancia y la inmortalidad.

Durante miles de años, el jade ha estado indisolublemente unido a las vidas de los chinos de todas las clases sociales y es para ellos la más valorada de todas las piedras preciosas.
El jade se encuentra en las montañas y en los lechos de los ríos. Los chinos lo consideran “la esencia del cielo y la tierra”. Las diferentes formas que adopta el jade una vez pulido y tallado vienen determinadas por la tradición cultural.

Para la antigua cosmología china, el firmamento tenía forma redonda y la tierra, cuadrada. Así, a los dioses de los cielos se les dedicaban adornos de jade de carácter ritual con forma redonda y un agujero en el centro, denominados pi. De la misma forma, a los espíritus de la tierra se les ofrecían adornos de jade alargados y huecos de lados rectangulares, denominados ts’ung.

Según una antigua leyenda china, el fénix y el dragón son deidades animales que dieron origen a los clanes familiares. Este es el motivo por el que el jade se empleaba frecuentemente como material para elaborar dragones y fénix que se lucían como adornos.

Éstos simbolizaban el porte noble de un caballero, y dieron origen al dicho chino: “Los principios morales de un caballero son como el jade”.

En la antigüedad se celebraban ciertos ritos institucionalizados para los cuales eran precisos unos objetos propiciatorios empleados en los sacrificios a los cuales se solía denominar “utensilios rituales”. Estos utensilios se empleaban en los sacrificios ofrecidos a los antepasados o en ceremonias en honor de los dioses del cielo y de la tierra.

Los restos arqueológicos revelan que durante el neolítico se elaboró un gran número de pi, con forma redonda, y ts’ung, rectangulares, para su uso como utensilios rituales. La idea de un cielo redondo y una tierra cuadrada, que acabaría por calar muy hondo en la mentalidad china, pudo surgir en esta época.
  • Los “utensilios propiciatorios” eran empleados por la nobleza como símbolo de su posición y autoridad. Por ejemplo, las hachas y espadas de jade evolucionaron para convertirse en kuei, placas alargadas de jade terminadas en punta.

  • Cuando el “hijo del cielo” es decir el emperador, enviaba a un duque, príncipe u otra autoridad a realizar una tarea fuera de la corte, le entregaba una “placa de autoridad” con la que da a conocer la misión que le había sido encomendada por el “hijo del cielo”.
Los utensilios rituales de jade comenzaron a perder su función tras la dinastía Han (206 a. de C.-220 d. de C.), cuando se hacía ya muy reducido uso de ellos en los rituales dirigidos por el emperador.
“Los vivos utilizan el jade como signo de su integridad moral, y a los muertos se les acompaña para reconfortar sus almas”.

Hace más de cuatro mil años, en China se depositaba una gran cantidad de utensilios de jade alrededor de los ataúdes o encima de éstos, sobre todo, el pi, símbolo del cielo redondo, y el ts’ung, que representaba la tierra rectangular. De esta forma, se representaban la comunicación de cielo y tierra y la relación del hombre con el mundo espiritual.

Posteriormente, se pasó a elaborar objetos de jade destinados específicamente a los enterramientos con la creencia de que las cualidades de nobleza, perfección, constancia e inmortalidad que encerraba el jade evitarían la putrefacción del cuerpo físico.
  • Como ejemplos de objetos de jade de uso funerario podemos citar una figura de cigarra delgada y ligera que se encontraba en la boca de un cadáver y un cerdito grueso y rollizo que sujetaba un difunto en su mano.
  • La cigarra se entierra y “renace” posteriormente tras desprenderse de su piel.
  • El cerdo se reproduce con gran rapidez, lo que significa un aumento de la riqueza.
Estos motivos tomados de la naturaleza sirven para expresar el deseo humano de reencarnarse o de que se multipliquen las riquezas de una familia.

Tras las dinastías Sung (960-1279) y Yuan (1271-1368), el jade tendió a convertirse en mera obra de arte o artesanía. A excepción de un reducido número de piezas empleadas por el emperador en sus sacrificios, la elaboración de la gran cantidad de jades pertenecientes a esta época se debió principalmente a la enorme atracción que ejercía su complicada estética.

La mayoría de los jades que se tallaba tenían función ornamental, tanto los de uso personal como los destinados a exponerse. Pero también estos últimos tenían su utilidad. Entre ellos tenemos soporte y limpiadores para pinceles, tazas para agua, reposabrazos, y recipientes para pasta roja, empleada como tinta en los sellos personales. El delicado y exquisito trabajo de que eran objeto los dotaba de una riqueza, brillo y excelencia que reflejaban la elevada calidad de vida a que aspiraban los chinos.

Entre ellos los objetos de jade de uso personal encontramos peines, horquillas para el pelo, pulseras y colgantes para la cintura. También se colocaban adornos de jade en bastones,fajines, prendas de vestir y gorros.

Los adornos de jade siguen teniendo éxito hoy día

En la República de China, sigue siendo costumbre adquirir, vestir y regalar piezas de jade.
  • El jade se considera el regalo ideal para celebrar el compromiso de una pareja, así como el nacimiento de un hijo. Aún hoy, los chinos mantienen la creencia de que el jade no sólo es bello sino que también protege de las desgracias y trae buena suerte.
El jade es una sustancia formada como resultado de la acción de las fuerzas naturales de ríos y montañas a lo largo de millones de años. Sin embargo, si no se talla y pule adecuadamente, no se extrae de ella el brillo y riqueza que la hacen tan preciada.

En China se dice que “si el jade no se talla como es debido, no se obtiene un utensilio útil”. El tallado es uno de los pasos más importante dentro del proceso de elaboración de objetos de jade.
La producción de artículos de jade en China ya había alcanzado gran desarrollo en época de la dinastía Shang (siglos XVI-XI a. de C.). Los chinos de este período poseían la tecnología necesaria para producir objetos de jade de todos tipos, formas y tamaños imaginables.

El segundo período de esplendor del jade se produce entre finales de la dinastía Chou siglo XI a. de C.-256 a. de C.) y principios de la dinastía Han. Los artesanos de esta época disponían de herramientas de trabajo más avanzadas y métodos más efectivos para pulir el jade, que hizo posible la creación de obras maestras inigualadas.

Una de las técnicas consistía en la talla, a partir de un único fragmento de materia prima, de una pieza compuesta por distintas partes que se enlazaban. Esto es un ejemplo del alto grado de sofisticación alcanzada por los maestros artesanos en su trabajo. A partir de este momento, los artesanos fueron capaces de satisfacer prácticamente todas y cada una de las peticiones de sus clientes.

El arte del tallado del jade ha alcanzado en nuestros días en la República de China una nueva cima en su evolución. La combinación de formas tradicionales y estilos modernos ha dado lugar a sorprendentes creaciones.

La tecnología moderna, por su parte, ha permitido un mayor perfeccionamiento del producto final. El jade ha dejado de ser de uso exclusivo de emperadores y nobles. En estos momentos, prácticamente todo el mundo en la República de China dispone de medios suficientes para adquirir y lucir jades.


El arte del jade no sólo ha mantenido su papel histórico sino que ha experimentado un importante desarrollo en cuanto a técnica y creatividad, al tiempo que se ha convertido en elemento indispensable en la vida diaria. El jade sigue siendo símbolo eterno de la grandeza de la civilización china.

Mas info: 
http://buenasiembra.com.ar/esoterismo/astrologia/signos-del-zodiaco/los-cuarzos-favorables-para-los-12-signos-del-zodiaco-1469.html

1 comentario:

Blogger dijo...

VaporFi is the highest quality electronic cigarettes provider on the market.