Buenasiembra - La Revista de Acuario

Noticia Dislocada -

jueves, 28 de octubre de 2010

Hierbas aromáticas

Hierbas aromáticas: aprendé a cuidarlas

Ayer te contamos cómo podés multiplicar plantas aromáticas. Ahora te damos algunos consejos para que aprendas a cuidarlas; tomá nota


La mayoría de las aromáticas se conforman con pocos cuidados ya que están acostumbradas a sobrevivir sin ayuda. No obstante, hay que procurar que vivan en las condiciones más adecuadas para cada especie.

RIEGO

La mayoría de las aromáticas son originarias de regiones secas y son sensibles al exceso de agua. Este es el elemento en el que se disuelven los nutrientes presentes en el suelo y su vehículo de distribución por toda la planta. Tanto la falta como el exceso de agua pueden ser perjudiciales. Requieren poco riego las plantas perennes muy ricas en aceites esenciales como la salvia, el tomillo o el romero. Las anuales como el perejil, el eneldo, el cilantro y la albahaca agradecerán riegos más frecuentes en pleno verano.

ABONO

No es conveniente que abusemos del abonado, aunque este provenga de una fuente natural, ya que puede promover un gran desarrollo verde a expensas de sabor y aroma, cualidades a mantener en las plantas aromáticas.

PODAS

Es conveniente practicarles podas de limpieza, retirando hojitas y ramas muertas. El orégano es una especie que, luego del fuerte crecimiento estival y la floración, requiere una poda baja ya que de esta forma estimularemos la producción de nuevas ramitas. También es conveniente podar las mentas y las melisas luego de la floración.

Encontranos en Facebook. ¡Ahora también estamos en Twitter! Seguinos en @RevistaJardín