Buenasiembra - La Revista de Acuario

Noticia Dislocada -

sábado, 3 de septiembre de 2011

ANALGESICOS NATURALES...

Ocho analgésicos que tienes en tu cocina y no sabías que tenías_1.jpg

Analgésicos en tu cocina que no sabías que tenías



Nada peor que estar sufriendo dolor intenso de cualquier tipo (de garganta, de cabeza, de estómago, de muelas, o cualquier otro) y no encontrar un analgésico por toda la casa.

Antes de salir corriendo a comprar un calmante en medio del dolor, presta atención a esta lista de analgésicos naturales que comúnmente tenemos en nuestra cocina y que te salvarán del dolor.


Para el dolor de músculos y articulaciones: Jengibre


Ocho analgésicos que tienes en tu cocina y no sabías que tenías 3_0.jpg


Además de sus conocidos usos para las náuseas de cualquier tipo, el jengibre tiene estupendas propiedades antiinflamatorias especialmente útiles para dolores musculares.

Úsalo para situaciones específicas e incluso crónicas: 2 cucharaditas de jengibre fresco por día reducirá el dolor muscular por ejercicios.


Para el dolor de muelas: Clavo de olor

Ocho analgésicos que tienes en tu cocina y no sabías que tenías 4_0.jpg


Aunque lo ideal es pedir un turno con el dentista cuando tienes dolor de muelas, querrás aliviar el dolor hasta el momento de la consulta.

El clavo de olor contiene un poderoso anestésico, además de propiedades antisépticas y antimicroboianas.

Muerde lentamente un clavo de olor, haz una infusión con la que hacer buches o aplica aceite de clavo de olor en la muela dolorida.(también puedes usar el bicarbonato de sodio)

El aceite es muy poderoso: utiliza solamente 2 gotas en 1/4 de cucharada de aceite de oliva y embebe una gaza en esta mezcla para aplicar en la muela.

Para la acidez: Vinagre de manzana


Ocho analgésicos que tienes en tu cocina y no sabías que tenías 5_0.jpg

Beber 1 cucharada de vinagre de manzana mezclada con 230ml de agua aliviará los sintomas de acidez debido a los componentes altos en ácidos tartáricos de este vinagre, que asiste en los procesos digestivos.



Para el dolor de oídos: Ajo


Ocho analgésicos que tienes en tu cocina y no sabías que tenías 6_0.jpg

El ajo contiene selenio y germanio, dos componentes antisépticos que atacan a las bacterias que producen el dolor.

Prepara una infusión con un par de dientes de ajo en un poco de aceite de oliva, entíbialo y aplica unas gotas al canal auditivo.

Para el dolor de estómago: Ananá o piña

Ocho analgésicos que tienes en tu cocina y no sabías que tenías 7_0.jpg
El ananá contiene enzimas que procesan las proteínas que producen dolor en el estómago y el intestino delgado.

Una taza de ananá aliviará el dolor completamente.

Para dolor en tejidos desgarrados: Agua



Ocho analgésicos que tienes en tu cocina y no sabías que tenías 8_0.jpg
El mejor modo de aliviar el dolor en tejidos lastimados (como rodillas doloridas o músculos desgarrados) es tan simple como tomar mucha agua.

Tomar 8 vasos de agua al día elimina del cuerpo las histaminas producidas por el tejido herido que provocan el dolor.

Puede además usarse hielo tópicamente.



Para el dolor de cabeza: Café



Ocho analgésicos que tienes en tu cocina y no sabías que tenías 9_0.jpg

La cafeína produce alivio en todo tipo de migrañas y dolores de cabeza; tanto es así que muchos analgésicos de laboratorio incluyen cafeína en sus componentes.

Al ser vasoconstrictora estrecha los vasos sanguíneos y alivia la presión en la cabeza.


Para el dolor de garganta: Limón y miel

Ocho analgésicos que tienes en tu cocina y no sabías que tenías 10_0.JPG

Un té con limón exprimido y miel (y canela) es la cura clásica para los dolores de garganta.

La miel tiene propiedades antibacterianas y antimicrobianas (y además alivia el dolor) y el limón mata los gérmenes.


Ten siempre en tu despensa estos alimentos, y serán como un pequeño botiquín natural.

MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/salud/fitoterapia/carlos-kozel-gula-de-medicina-natural-3-tomos-1263.html