Buenasiembra - La Revista de Acuario

Noticia Dislocada -

domingo, 2 de octubre de 2011

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS DE LAS ROSAS...




La Rosa, aumenta el poder del cerebro y agiliza la mente…
Los rosales son un conocido género de arbustos espinosos y floridos representantes principales de la familia de las rosáceas.

Coloquialmente, se le denomina "rosal" a la planta, "rosa" a la flor y "escaramujo" al fruto.

Hay alrededor de 100 especies de rosales silvestres, originarios de zonas templadas del Hemisferio Norte.

La mayoría de las especies de Rosa son cultivadas como ornamentales por su flor, sin embargo, también se utilizan en la extracción de aceite esencial para perfumería y cosmética, igualmente en usos medicinales y gastronómicos.


Actualmente, y con distribución mundial, existen una enorme variedad de cultivares de rosas (más de 30.000) a partir de diversas hibridaciones, y cada año aparecen nuevos cultivares.

Los cultivadores de rosas del siglo XX favorecieron el tamaño y el color, produciendo las flores grandes y atractivas, con poco o ningún aroma. Muchas rosas silvestres y "pasadas de moda", por el contrario, tienen un olor dulce y fuerte.


Las rosas están entre las flores más comunes vendidas por los floristas, así como uno de los arbustos más populares del jardín, incluso jardines específicos rosaledas, compuestos solamente con sus ejemplares.

Las rosas son de gran importancia económica tanto como cosecha para el uso de los floristas como para la elaboración de perfumes.


Los rosales son arbustos o trepadoras (a veces colgantes) generalmente espinosos, que alcanzan entre 2 a 5 metros de alto y rara vez se pueden elevar tanto como 20 m trepando sobre otras plantas. La distribución geográfica general de muchas especies es incierta o incompleta.

Es un arbusto de tallos semileñosos, casi siempre erectos (a veces rastreros), algunos de textura rugosa y escamosa, con notables formaciones epidérmicas de variadas formas, persistentes y bien desarrolladas (aguijones). Sus hojas son perennes o caducas, compuestas, imparipinnadas.

Pecioladas, folíolos con el borde aserrado. Es frecuente la presencia de glándulas anexas sobre los márgenes, odoríferas o no.

La flor es generalmente aromática, completa y hermafrodita; regular, con simetría radial (actinomorfas). Perianto bien desarrollado. Hipanto o receptáculo floral prominente en forma de urna (tálamo cóncavo y profundo).


El cáliz dialisépalo, de 5 piezas de color verde. Los sépalos pueden ser simples, o a veces de forma compleja con lóbulaciones laterales estilizadas.

La corola dialipétala, simétrica, formada de 5 pétalos regulares (o múltiplos de 5), a veces escotados, y de variados colores llamativos, también blancos.

Ésta suele ser "doble" o "plena" por transformación de los estambres en pétalos, mayormente en los cultivares. El androceo está compuesto por numerosos estambres dispuestos en espiral (varios verticilos), generalmente en número múltiplo de los pétalos.


El fruto es el producto fecundo de la flor es una infrutescencia conocida como cinorrodón, un "fruto" compuesto por múltiples frutos secos pequeños (poliaquenio) separados y encerrados en un receptáculo carnoso (hipantio) y de color vistoso cuando está maduro.


Desde el punto de vista de la práctica de la jardinería, y esquemáticamente, los rosales se clasifican en 4 grupos:

1.- Rosales silvestres: son los que sin ser cultivados crecen en la naturaleza.
2.- Rosales antiguos: son los tipos de rosales que existían antes de 1867, año en que apareció el primer Híbrido de Te, un híbrido artificial.
3.- Rosales modernos: son los rosales posteriores a 1867 hasta la actualidad; a veces este grupo se lo divide en generaciones.
4.- Otros tipos: este grupo incluye tipos especiales de rosales.

La rosa ha sido celebradísima en todo tiempo por los poetas y prestado materia a las mitologías y leyendas desde Salomón que veía una rosa en la esposa del Cantar de los cantares, Safo y Anacreonte hasta la delicada comparación de Malherbe.

En la Novela de la rosa, ésta es el premio del amor y del valor.

En El asno de oro de Apuleyo. En la mitología indiana, la rosa representa ya el Sol, ya la Aurora, ya el Crespúsculo vespertino. Muchos pueblos eslavos denominan a la fiesta de la primavera rusdija o fiesta de las rosas.

En algunas leyendas italianas, la rosa es símbolo de virginidad. En los grandes banquetes romanos, los convidados iban coronados de rosas, creyéndose que preservaban de la embriaguez.

En otros países, la rosa es un símbolo funerario y de ahí, según algunos, que se planten cipreses y rosales en los cementerios.


Las rosas son símbolos antiguos del amor y de la belleza. La rosa era sagrada para un número considerable de diosas (deidades femeninas) de la antigüedad, y se utiliza a menudo como símbolo de la Virgen María.

Las rosas son tan importantes que de ellas derivan términos como color rosa o rojo en una considerable variedad de idiomas.


Las rosas vienen en una variedad de colores, cada uno con un diverso significado simbólico:

- Azul: representa milagros y nuevas posibilidades
- Rojo: amor, pasión
- Rosado: tolerancia, secreto
- Rosado Oscuro: gratitud
- Rosado Ligero: admiración, condolencia
- Blanco: inocencia, pureza, pristinidad, alma.
- Amarillo: amor muriéndose, celos, orgullo, vergüenza, infidelidad, (aunque también puede significar amistad)
- Naranja: pasión exaltada
- Borgoña: belleza
- Negro: sexo

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS DE LAS ROSAS


El rosal es una planta con cualidades refrescantes, depurativas, antiinflamatorias, antisépticas y antihelmínticas.

Las flores del rosal contienen vitamina C, aceites esenciales, taninos, glucósidos, resinas y sustancias mucosas.

En la fruta es rica en vitaminas B1, B2, PP, K, C, ácido pantoténico, glucosa, pectina, sacarosa y fructosa. Antiguamente las rosas se utilizaban contra la diarrea debido a su contenido en taninos.

Hoy se emplean principalmente para la obtención de aceites esenciales, cremas y perfumes.


Los turcos fueron los primeros en elaborar el agua de rosas desde el siglo X hasta el siglo XVIII. El célebre médico árabe Abu Ali al-Hussein ibn Abdallah ibn Sina, más conocido como Avicena cuya obra médica fue difundida durante más de ochocientos años en muchas escuelas del mundo, dijo que el aceite de rosa "aumenta el poder del cerebro y agiliza la mente".
 

También menciona “de las rosas frescas se saca el zumo de las hojas en un mortero y exprimiendo todo el liquido, se deja a la sombra hasta que queda espeso y entonces se guarda para las medicinas como por ejemplo colirios”

Su aceite esencial se extrae de la destilación al vapor de los estambres y los pétalos. El aceite obtenido es de color amarillo verdoso, pálido y de un olor muy intenso y aromático.

A temperaturas bajas, se forma en su superficie una delgada capa de largos y brillantes cristales de estearopteno. Para poder obtener un kilo de aceite esencial de rosas se necesitan 5.000 kilos de rosas, la cual cosa hace entender su alto precio en el mercado, por lo que hay que desconfiar de los aceites baratos que dicen ser de rosa ya que se adulteran fácilmente con aceites de geranio, palisandro, palmarosa entre otras.

Es caro, pero unas gotas bastan. Es un buen antidepresivo y alivia la tensión premenstrual con unas gotas en el baño. Un estudio descubrió que mejora la capacidad de atención.


EL aceite esencial de rosas es ideal para el tratamiento de la piel previniendo las arrugas de la cara y el cuerpo, sobretodo en pieles delicadas con acné rosáceo.

También es utilizado para combatir infecciones respiratorias, tos, fiebre del heno, congestión de los senos, llagas bucales, dolor de garganta, infecciones en los ojos y párpados.


Los pétalos de rosa son un laxante muy suave. Combate la inapetencia, hemorragias de la matriz, catarros, flujos blancos entre otras. Por vía externa se utiliza para hacer gárgaras, cremas, pomadas, baños aculares, preparaciones de colirios entre otros.

En los casos de conjuntivitis se utiliza junto a la flor de eufrasia y la flor de manzanilla aplicada en forma de compresas en los ojos o colirios. También se pueden utilizar como complementos de recetas ya que da un sabor agradable.


De las semillas del fruto se obtiene un aceite que posee ácido transretinoico, también conocido como tretinoina, en concentraciones pequeñas de 0,01 a 0,5% en forma de cristales amarillentos los cuales son suficientes según las indicaciones médicas, para conseguir las acciones terapéuticas buscadas.

Tales cómo la regeneración cutánea, nutrición optima y circulación sanguínea retornando al espesor de piel adecuada.

Consecuentemente se eliminan arrugas no profundas de la piel, dándoles su tersura natural, lubricación e hidratación optimas. Se reducen las cicatrices con la regeneración de los tejidos. Se redistribuye la pigmentación eliminando manchas de la piel como melasmas, cloasmas y lentigos.

Mejoramiento de la sintomatología en pacientes con enfermedades cutáneas como la psoriasis, hiperqueratosis, queratosis actímicas, etc.

Realiza acciones preventivas y correctivas al fotoenvejecimiento y cáncer cutáneo por exposición a las radiaciones solares, activando la autogeneración de melanina.


La esencia de rosas tonifica el sistema circulatorio en caso de insuficiencia y el sistema digestivo en caso de malas digestiones, estimula la formación de bilis y combate el estreñimiento, regula el ciclo mestrual si las reglas son dolorosas o abundantes, tonifica el útero previniendo el prolapso (caída).

Inhalada, es desinfectante y antiinflamatoria del aparato respiratorio. Combate el dolor de encías. Elimina estados depresivos de abatimiento.


Cómo antiinflamatorio se tomará la infusión de los pétalos, se coloca en el fuego 1,5 litros de agua, al hervir se apaga y de vierten 2 cucharadas de pétalos de rosa, se tapa y se deja enfriar hasta que tome la temperatura ambiente, cuele y reserve. Tome 1 taza media hora antes de las comidas.

Ésta preparación servirá igualmente para enjuagues de garganta, enjuagues vaginales.


RECETA DE AGUA DE ROSAS.

Para hacer uno mismo agua de rosas, cuanto mas frescos sean los pétalos de rosas mejor, cuanto mejor es el olor de los pétalos mejor saldrá el agua de rosas.

Llevar a ebullición en un litro de agua dos tazas de pétalos de rosas, luego dejar enfriar. Después conservada en la nevera la podéis utilizar durante cinco días para postres y otras recetas.


MÁSCARA DE PÉTALOS DE ROSA

Se machacan en un tazón 6 pétalos de rosas frescas, agrega 2 cucharadas de agua de rosas, 1 cucharada de yogur natural que esté a temperatura ambiente y 1 cucharada de miel no muy espesa (puedes calentarla unos segundos). Mezcla bien y aplica sobre la piel durante 10 minutos. Enjuaga con agua tibia.

SIROPE DE PÉTALOS DE ROSAS

250 gr. de pétalos de rosas, los ponemos en una ollita y añadimos una taza y media de agua. Lo llevamos a ebullición y lo dejamos hervir durante 30 minutos.
 

Después, añadimos al líquido resultante un cuarto de kilo de azúcar y lo dejamos cocer otros 10 minutos a fuego lento hasta formar el sirope.

FRESAS O FRAMBUESAS CON CREMA DE PÉTALOS DE ROSA

Ingredientes


Los pétalos de 3 Rosas muy perfumadas

1/4 kg de crema fresca espesa
4 cucharadas de azúcar
1/2 kg de fresas o frambuesas

Preparación: Lava muy bien las fresas o frambuesas. Luego pásalas por un recipiente con azúcar para que queden muy bien cubiertas. En un recipiente aparte vacía los pétalos de rosa y machácalos muy bien.

Agrega la crema espesa, bate esta mezcla y métela al refrigerador hasta que se le impregne el sabor y la fragancia de las flores. Ahora, saca la mezcla del refrigerador y cuélala con un colador muy fino.

Endulza con azúcar a tu gusto y viértela sobre las fresas o frambuesas rociadas con azúcar.


SORBETE DE ROSAS

Ingredientes:


4 rosas rojas sus pétalos

½ litro de vino
2 limones (jugo)
¼ litro de agua
200 gr de azúcar

Preparación: Prepare un jarabe disolviendo el azúcar en el agua hirviendo 6 minutos.

Ponga en la batidora el jugo de limón, vino, los pétalos de rosas y el jarabe. Triture todo y ponga en el refrigerador.

Cuando se este helando, vuelva a poner en la batidora y meta de nuevo en el refrigerador hasta que este preparado.

fuente